Fondue Savoyarde

IMG_1682[1]

Hola a todos!!!

Hoy os traigo una receta muuuy rica y apetecible ahora que hace fresquito. Las fondues, tanto de carne como de quesos, son típicas de Francia y de Suiza, y existen multitud de variantes de ambas. En el caso de las fondues de queso, la base suele ser siempre la misma: queso gruyère y emmental con vino y cocinado dentro de un recipiente denominado “caquelón”.

En mi familia nos encanta, no es algo que tomemos con frecuencia porque es muy contundente y de sabores fuertes pero sí que nos trae recuerdos de infancia, de viajes por los dos países citados, esa sensación de “hace un frío que pela ahí fuera pero yo estoy aquí con mi jersey gordito y comiendo un manjar caliente!”.

El año pasado mi hermana y mi cuñado nos regalaron por mi cumple una fondue (bueno, en realidad un caquelón, ahora que sabéis lo que es 😉 ), con todo detalle, tanto el recipiente como los palitos cada uno de un color, y, lo mejor de todo, el kit de todos los ingredientes necesarios para preparar una Y la receta original!!! No sabéis la ilusión que me hizo cuando aparecieron con semejante bolsón!

Sin entretenerme más, paso a contaros la receta que me dieron y que enseguida preparé. Una sola cosa más: si ya queréis triunfar del todo, podéis animaros a preparar el pan en casa, yo lo hice en una ocasión y fue una delicia y sobre todo una experiencia saber que todo lo que estás tomando es homemade 🙂 . La receta que hice de pan es la de “pan rápido” que podemos encontrar en cualquier web o blog de Thermomix, podéis ver ejemplos de estas webs en la parte de este blog donde os indico “Blogs que sigo”.

Ingredientes:

  • 400 g de queso Comté o Appenzeller
  • 400 g de queso Beaufort o Gruyère
  • 200 g de queso Emmental
  • 30 cl de vino blanco seco, el más adecuado es el Riesling (es un tipo de uva, y se puede encontrar con relativa facilidad en supermercados pero si no, vino blanco normal)
  • 1 cucharadita de nuez moscada
  • 1 cucharadita de fécula de patata (esto es lo original) o, en su defecto, de Maizena
  • 1 vasito de kirsch (para nota, opcional)
  • 1 diente de ajo
  • 1 pellizco de pimienta
  • 1 ó 2 barras de pan baguette, barra tradicional o chapata


Preparación:

En primer lugar vamos preparando los quesos, cortándolos en trozos de tamaño mediano (da igual la forma, se van a derretir, sólo es para que quepan en el recipiente).

Después, y esto es importante, tenemos que asegurarnos de que nuestro recipiente “caquelón” sea apto para poner encima del fuego o vitrocerámica, ya que hay algunos que sólo admiten el calor de la velita para mantener la fondue caliente al pasarla a la mesa. En caso de que no lo admita no pasa nada, simplemente prepararemos la fondue en una cazuela o cazo y a la hora de servir la pasamos al caquelón. Pues bien, una vez nos hayamos asegurado, frotamos la cazuela o el caquelón con el diente de ajo y lo dejamos ahí dentro.

Vertimos casi todo el vino blanco y lo ponemos a calentar. Cuando esté hirviendo, vamos echando el queso poco a poco sin dejar de remover con una cuchara de madera (es muy fácil que se pegue así que nada de moverse de los fogones!) y bajamos a fuego medio-bajo.

El resto del vino blanco que no habíamos echado lo utilizamos para diluir en él la fécula de patata o la maizena, en frío y dando vueltas con un tenedor. Le añadimos también la nuez moscada.

Cuando esté fundido el queso añadimos el vasito anterior y seguimos dando vueltas suavemente.

La textura que debemos conseguir es la de una crema untuosa, no demasiado líquida porque luego vamos a comerla como cobertura de trocitos de pan. Si está demasiado líquida podemos diluir en vino un poquito más de fécula de patata o de maizena, que son los resonsables de que espese.

Añadimos un poco de pimienta, al gusto.

Por último sólo quedaría cortar el pan, ya sea el que preparemos en casa o el que compremos, el mejor pan sería baguette, barra tradicional o chapata, no he probado con otros panes (integral, semillas, candeal, molde…) pero creo que lo mejor son los que he dicho antes.

Ya en la mesa, colocamos la base de la estructura de la fondue, le ponemos alcohol (*) en el hueco destinado a ello y lo encendemos. Ponemos encima el caquelón con todo y ya podemos disfrutar de nuestra riquísima fondue!!!

En cuanto a qué tomar antes y/o después de la fondue, lo mejor es no tomar nada antes, pero después una ensalada muy básica y ligera (tipo lechuga iceberg, romana o trocadero, cebolleta y tomate) y de postre si nos vemos con fuera una tarta de manzana por supuesto casera. Pondré receta de tarta de manzana para facilitaros el pack completo!

(*) Existen unos geles de la marca “Le Creuset” (esa marca merece un post, me lo apunto) que hacen las veces de alcohol y son muy cómodos, por si os apetece probarlos.

Espero que os guste! Me contáis!!!

Advertisements

One thought on “Fondue Savoyarde

Deja una respuesta...

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s