Pan de soda (sin esperas ni levaduras especiales!)

Hola amigos!

Última recetita de Octubre, aprovechad que mañana es fiesta y preparad este delicioso pan para desayunar!!!

Cuando el otro día subí esta foto a Instagram nunca pensé que fuese a causar tantísimo impacto… La verdad es que no es para menos: no todos los días da una con una receta de pan que puedes tener listo de principio a fin en 45 minutos.

Para los que ese tiempo “os parezca mucho”, debéis saber que hasta las recetas más rematadamente fáciles de pan (véase, la del pan realfooder que tanto alabo) requieren un tiempo de espera para que la masa “leve” una vez amasada. Sólo de este modo se consiguen masas esponjosas en lugar de mazacotes.

Pues bien, este pan desafía las normas generales y ello es debido a sus ingredientes, que saliéndose de los habituales de un pan (es decir, harina + agua + levadura de panadería), seguramente los tengas en tu casa.

Su origen es irlandés, y al parecer era el pan que preparaban las madres cuando tenían muchos hijos que cuidar y poco tiempo para cocinar. Menos por el tema de los muchos hijos, el criterio nos viene que ni pintado a las personas del siglo XXI!!!

➡ Os doy la receta con y sin thermomix, y si queréis ideas para tostadas os recuerdo este post y este otro!

Ingredientes (para una hogaza de unos 800 gr)

  • 300 gr de leche (yo usé semidesnatada, no creo que sirvan leche sin lactosa ni vegetales)
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 500 gr de harina a tu elección excepto la de trigo sarraceno (yo puse un mix de lo que tenía por casa: harina blanca, harina integral y copos de avena)
  • Opcional: una cucharadita de pasas, pipas o frutos secos
  • 15 gr de bicarbonato
  • 5 gr de sal (1 cucharadita aprox)

Preparación:

Comenzamos precalentando el horno a 240ºC con calor arriba y abajo.

Mezclamos la leche con el zumo de limón y dejamos que repose 10-15 minutos. Este paso es esencial, ya que con él conseguimos la “buttermilk” que es parte de la reacción química que permite obtener el pan.

Mientras, mezclamos en un cuenco la harina, bicarbonato y sal (y, en su caso, los frutos secos etc). (Thermomix: 10 segundos en velocidad 3,5).

Pasados los 10-15 min de la leche, la incorporamos al cuenco de la harina y mezclamos bien con una espátula hasta que podamos manejarla con las manos. (Thermomix: 1 minuto en velocidad espiga). AVISO: la masa es súper pegajosa, qué le vamos a hacer.

Formamos una bola (si de verdad es inmanejable podemos enharinarnos las manos y/o la encimera) y con un cuchillo hacemos un corte en cruz profundo sobre la masa. Esto lo hacemos para darle el aspecto de hogaza tan auténtica que veis en la foto.

Espolvoreamos un poquito con harina y/o avena y horneamos a 200ºC con calor arriba y abajo durante 30 minutos o hasta que esté dorado. En mi caso necesité 40 minutos, lo saqué a los 30 y la masa se veía cruda por fuera.

Dejamos enfriar sobre una rejilla u otro lugar que impida que el calor deje la base del pan mojadilla.

Listo!

  

➡ He cogido la costumbre de cortar el pan en rebanadas en cuanto se enfría y guardarlas en una bolsa dentro de la nevera. Así, os garantizo que dura perfecto 4 días y sólo tenemos que tostarlas cuando las queramos.

➡ Otra opción es congelar las rebanadas (esa opción ya no la sigo porque me lo acabo antes de esos 4 días jajaja).

Anuncios

3 Comentarios

Deja una respuesta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.