Revueltos varios: solución rápida a cenas express

Hola!!!

Muchas veces llegamos a casa y no tenemos demasiadas cosas con las que hacer algo “digno” para cenar, o bien no nos apetece pasarnos un rato pelando, cortando, esperando, ensuciando, recogiendo… Para estos casos es siempre una solución muy socorrida preparar un revuelto. En este post simplemente os proporciono algunas ideas de revueltos para cuando andéis escasos de imaginación o inspiración, cada uno tiene su distinto aporte calórico, queda a elección vuestra!

El ingrediente fijo siempre es, claro está, el huevo. Dos huevos por persona es suficiente.

Si tenemos problemas de colesterol, considerando que el huevo tiene mucho, podemos quitar alguna de las yemas. De hecho se venden botellas con sólo claras para este tipo de situaciones.

Otro asunto a comentar con respecto al huevo es que, como quizás hayáis oído, existen diferentes categorías que vienen escritas en la cáscara de cada unidad, en función de cómo viven las gallinas y/o de su alimentación. Lo más interesante es el número que viene antes de las letras “ES” (que significan que son españolas):

  • Código 0 significa que son huevos de gallinas camperas con alimentación ecológica. Las gallinas son criadas en libertad y alimentadas con pienso natural sin insecticidas ni componentes transgénicos.
  • Código 1: huevos camperos. Las gallinas están alimentadas con pienso tradicional y viven en naves con acceso al exterior.
  • Código 2: huevos de gallinas criadas en suelo. Las gallinas son alimentadas con pienso tradicional y viven en naves sobre el suelo pero sin acceso al exterior.
  • Código 3: huevos de gallinas criadas en jaulas acondicionadas.

He probado huevos de distintas categorías y la verdad es que se nota el sabor y el color, pero la diferencia de precio es sustancial, de modo que cada uno que escoja su mejor opción!

Una vez dicho esto, pasamos a la forma de elaboración en sí. Los huevos debemos batirlos enérgicamente en un bol antes de mezclarlos con los demás ingredientes, de forma que el revuelto quede más esponjoso al cocinarlo.
Seguir leyendo…

Pimientos del piquillo rellenos de gulas

Hola a todos!

Esta es la primera entrada de mi blog, estoy súper contenta de empezar mi propio blog y poder mostrar “al mundo” una muestra de una de las cosas que más me gusta hacer en mi tiempo libre: COCINAR!!!

Me interesa mucho la cocina, tanto desde el punto de vista nutritivo, para llevar una alimentación sana, como por el “plan” en sí mismo. Me encanta mirar diariamente recetas en mil blogs, españoles y extranjeros (mirad mi lista de blogs que sigo, muchos son una maravilla!), pensar cúando las voy a preparar, ir a comprar los ingredientes, cocinar tranquilamente en casa, disfrutarlo con mi familia o amigos, etc. Cuando salgo de viaje o a restaurantes me apunto también ideas que veo y creo que puedo replicar. A esta rutina le añado ahora contarlo también en un blog, ya que más de una y de dos y de mil veces me han pedido ideas o recetas concretas gente de mi entorno y me parece muy útil poder remitirles a partir de ahora a una sencilla página en internet!

Empiezo con una receta que creo que describe bien mi tipo de cocina. Es una receta muy vistosa con la que quedar estupendamente cuando tengamos invitados. El contraste de colores entre el rojo de los pimientos y el negro de la salsita, y la mezcla de sabores tan diferentes, hacen de este plato una apuesta segura!

Espero que os guste, empezamos 🙂

Ingredientes:

Para los pimientos (por persona):

  • 2 ó 3 pimientos piquillo de lata (de la mejor calidad posible)
  • gulas en cantidad razonable para que quepan dentro de los pimientos
  • 1/2 diente de ajo
  • 1/2 cayena

Para la salsa (cantidades orientativas, realmente no afecta demasiado cuántas personas seamos entre 2-5, si somos más añadiremos más):

  • 1 cebolla mediana
  • 1/2 pimiento verde
  • 200gr tomate triturado
  • 1 sobrecito de tinta de calamar
  • 1/2 pastilla de caldo de pescado (o caldo)
  • 1 chorro de vino blanco
  • pimienta

Seguir leyendo…