Crema de brócoli y garbanzos

Buenos días a todos!

Hoy os traigo una crema para ayudaros con la transición al otoño, definitivamente el mundo de las cremas no tiene fin… Me he inspirado en una receta de Raquel de Alimentarte, cuyo blog y perfil de Instagram no puedo dejar de recomendaros!

En general, cuando vemos recetas tradicionales de cremas o las tomamos en restaurantes, las suelen ESPESAR añadiendo nata o quesitos. Si bien podemos hacerlo así, desde un punto de vista nutricional (y manteniendo sabor y textura) es más recomendable hacerlo:

  • Opción A) Poniendo menos agua y batiendo más tiempo (así de simple),
  • Opción B) Añadiendo patata como ingrediente adicional, o
  • Opción C) Poniendo un puñadito de alguna legumbre, que tienen los beneficios de la patata y bastantes más!

Lo que llamó mi atención en la receta fue precisamente el uso de garbanzos, ya que yo sí que había empleado lentejas en purés de verduras pero garbanzos no. Ya sabéis lo fan que soy de las legumbres, por tanto, pocas excusas necesito para darles uso…

Además, hará que la crema sea suficientemente saciante (LEGUMBRES=PROTEINA) como para que no quieras tomar nada más, lo que simplifica nuestra vida bastante… PORQUE SI, SEÑORES, ¡SE PUEDE CENAR LEGUMBRES!!!

Ingredientes (para 6 raciones):

  • 1 brócoli entero
  • 1 bote grande de garbanzos cocidos
  • Media cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 chorrito de vino blanco (opcional)
  • 1 litro de agua
  • Aceite de oliva
  • Sal o pastilla de caldo sin glutamato ni grasa de palma

Preparación:

Comenzamos picando la cebolla y el ajo en cuadraditos y poniéndolos a pochar en una cazuela grandecita con un chorro de aceite a fuego medio. Los dejamos unos 7 minutos, removiendo de vez en cuando.

Mientras tanto, cortamos el brócoli en ramilletes, sin desechar el tronco, y lo lavamos y escurrimos bien.

Vaciamos el bote de garbanzos en un colador y los enjuagamos muy bien hasta que dejen de soltar espuma.

Pasado el tiempo de la cebolla, incorporamos a la cazuela el vino (opcional este ingrediente) y subimos a fuego fuerte 2minutos.

Agregamos el brócoli troceado y dejamos a fuego medio 5 minutos más.

Agregamos los garbanzos, 2 cucharaditas de sal o pastilla de caldo y el agua. Removemos, tapamos y dejamos 15 minutos.

Pasado ese tiempo, trituramos todo junto hasta obtener la textura cremosa que nos guste. Si antes de empezar a triturar veis que hay muchísimo liquido, sacadlo a un cuenco por si acaso y así podréis rectificar en caso de ser necesario!

Ya está lista nuestra riquisisisisisma crema!!!

La autora inicial de la crema sugiere dejar apartados unos pocos garbanzos y florecillas de brócoli sin cocinar para ponerlos como guarnición sobre la crema, junto con algún fruto seco. En caso de que os apetezca hacerlo (le da un toque buenísimo…), los cortaríamos los 3 pequeñitos y los saltearíamos a fuego fuerte con aceite y sal en una sartencita aparte. Los añadiríamos por encima en el momento de servir, en cada plato o cuenquito.

Anuncios

3 Comentarios

Deja una respuesta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.