Tarta de queso con frutos rojos

66321155

Hola a todos!!!

Hacía tiempo que no publicaba receta de postre… Para compensar, traigo una de las que siempre siempre triunfan, la que todo el mundo se pide en los restaurantes, junto con el coulant de chocolate o la tarta de manzana… Cierto o no??

En relación con las tartas de queso, conviene saber que existen 2 tipos: las que se hacen horneando y enfriando, y las que se hacen sin horno, simplemente en la nevera. Las de horno (como la que os propongo yo hoy) se cuajan con huevo al hornearse, y las otras lo hacen con ayuda de láminas de gelatina o de preparado de cuajada. Por lo demás, los ingredientes son prácticamente idénticos, luego ya cada uno sabe qué tipo le gusta más, el tiempo o ingredientes de los que dispone, o incluso las intolerancias al huevo…

Es súper fácil y siempre sale bien! Os recomiendo si podéis ponerle alguna mermelada casera que hayáis hecho u os hayan regalado, pero si no comprad alguna buena que tenga trocitos como las de la Vieja Fábrica o similar. Nunca siropes artificiales!!!

Ingredientes:

  • 1 tubo de galletas (maría, chiquilín, digestive…)
  • 80 gr mantequilla
  • 1 chorrito de vino blanco o brandy (opcional)
  • canela (opcional)
  • 1 bote de leche condensada (de los de lata de 370gr)
  • 1 tarrina de queso quark (500gr, están muy bien el de Lidl y el “queso fresco batido semidesnatado” de mercadona)
  • 3 huevos
  • mermelada de frutos rojos o la que más os guste


Preparación:

Empezamos con la base de la tarta, que podremos en un molde redondo desmontable (*), trituramos las galletas con la batidora, y la mezclamos con la mantequilla ablandada en el microondas, la canela y un chorrito muy pequeño de vino blanco o brandy. La canela y el vino le dan un toque especial a la base, es un truquito que vi en el blog de Isasaweiss…

(*) En cuanto a las medidas del molde, no importa demasiado, si es más pequeño saldrá más gordita – como en mi foto-, si es más grande será más fina.

Vamos precalentando el horno a 200º con calor arriba y abajo.

En un bol, batimos los huevos, el queso y la leche condensada, y lo vertimos sobre la base.

Introducimos el molde en el horno unos 45 minutos, y pasado ese tiempo ya tendremos casi terminada nuestra tarta. La dejamos entibiar dentro del propio horno con la puerta abierta.

Una vez esté templada, la metemos en la nevera unas horas hasta que esté fría del todo y la cubrimos con la mermelada seleccionada.

Espero que os guste mucho! 😉

Anuncios

5 Comentarios

Deja una respuesta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.