Sardinas en aceite de oliva (como las de lata!) – en cazuela y en Crockpot

Muy buenos días lector@s!

Alguna vez se os ha ocurrido que las sardinillas de lata/tarro no es una cosa exclusiva del supermercado? Es decir, os habíais planteado de dónde salen? Pues yo hasta hace bien poco no!

Hasta que investigando recetas para hacer con Crockpot descubrí que es facilísimo! (NO os preocupéis, os doy receta con y sin este electrodoméstico!).

“Y para qué quiero yo hacerlas en casa si las venden ya hechas?” Pues esto es como todo, por la pura satisfaccion pero también porque para conseguir la misma calidad (especialmente la del aceite) tendriamos que irnos a secciones gourmet con su correspondiente precio…

➡ Si sois mas de boquerones en vinagre, os enlazo el link a mi receta, también deliciosos y facilisimos!!!

➡ No os perdáis mis ideas para acompañarlas, al final del post!

Ingredientes (para 4-6 raciones, dependiendo del uso que les demos):

  • 800 gr-1kg de sardinas (peso entero, con cabeza etc; pueden ser frescas o incluso congeladas; os recomiendo que os las den limpias de escamas y tripas, o incluso ya en lomos)
  • 1 buen chorro de aceite de oliva de calidad
  • 100 gr de sal
  • 1 litro de agua

Preparación:

Antes de cocinar las sardinas, es preciso realizar un paso previo para garantizar una textura y sabor adecuados: limpiar bien las sardinas y dejarlas en salmuera 15 minutillos. Os explico:

  • si habéis comprado las sardinas enteras, habrá que limpiarlas quedándonos como mucho con el cuerpo, las espinas y la piel (es decir, hay que retirar las escamas y las vísceras con cuidado)
  • una vez tengamos las sardinas limpias, preparamos la salmuera, que consiste simplemente en mezclar bien 1 litro de agua con 100 gr de sal (“salmuera al 10%)”) y dejar las sardinas 15 minutos (ni más ni menos, OJO!).

Una vez las tengamos, secamos un poco las sardinas con papel de cocina y las cocinamos siguiendo uno de estos 2 métodos:

En cazuela tradicional:

Metemos las sardinas en una cazuela y las cubrimos de aceite. Encendemos el fuego y cuando esté burbujeando tapamos y las dejamos a fuego medio-suave tranquilamente 10 minutos.

En Crockpot:

Metemos las sardinas en la Crockpot, las cubrimos de aceite y programamos 1 hora en Alta.

Sea cual sea el método escogido (cazuela o Crockpot), sacamos las sardinas y las vamos limpiando de espinas una a una, quedándonos sólo con los lomos y pasándolos a un cuenco o tupper de cristal. Las cubrimos con el aceite de la cocción y las dejamos en la nevera entre 2 horas y 2 semanas.

Listas para comer!

Ideas?

  • Con una tostada con tomate
  • En ensalada con verde, aguacate y tomate, con un chorrito de limón
  • En formato paté: sólo tienes que triturarlas junto con unas cucharadas de yogur/requesón/philadelphia y un diente de ajo (opcional)
  • Con esta receta de pasta (la salsa es a base de sardinillas, tomate frito y tomates secos, de muerte total)
  • En empanada (uno de mis grandes éxitos en reuniones multitudinarias)

 

1 comentario

Deja una respuesta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .