Ají de gallina

IMG_1608

Hola amigos!

Vaya fin de semana más soleado hace en Madrid! 🙂 🙂 🙂 Esto pone de buen humor a cualquiera!

Hoy os traigo una receta típicamente peruana. El ají es una especie de pimiento algo picante típico de allí, con el cual se preparan múltiples platos como este, la causa limeña o las papas a la huancaína. El ají de gallina es un guiso que preparamos en realidad con pechugas de pollo, y con una salsa muuuy espesa y sabrosa que está de muerte total!!

Es el plato favorito de mi marido, amante de los sabores especiales y fuertes 🙂 .

Comenzamos!

Ingredientes (para 4-6 personas):

  • 2 pechugas de pollo enteras (sin filetear)
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 2 ó 3 cucharadas de pasta de ají amarillo (es un tarro de cristal que venden en las secciones de comida internacional de grandes superficies, yo lo compro en Hipercor) – OJO que pica mucho
  • 2 vasos de leche
  • 50 gr de queso parmesano rallado (opcional)
  • 3-4 rebanadas de pan de molde sin bordes
  • 1 pastilla de caldo de pollo, o sal
  • pimienta
  • orégano
  • nueces


Preparación:

Comenzamos cociendo las pechugas de pollo. Las introducimos en la olla express sumergidas en agua con la pastilla de caldo, y cocemos a presión durante 30-40 minutos. Al hacerlo de este modo, quedan tan tiernas que se deshilachan ¡solas! Una vez que han terminado, las pasamos escurridas a un tupper bien cerrado y lo agitamos enérgicamente. Veréis que es literal que se deshilachan solas (*)… Si no tenéis olla express, proceded de idéntica forma pero dejadlo más tiempo, o bien deshilachadlas con cuchillo y tenedor, o tijeras.

IMG_1488

(*) El pollo “deshilachado” que hacemos en esta receta es para mí un básico, de “fondo de nevera”. En casa lo hacemos bastante ya que sirve para multitud de platos y es súper simple. Hacemos bastante cantidad y lo vamos consumiendo poco a poco, ya que dura unos 5 días intacto. Con este pollo podemos:

  • Incorporarlo a ensaladas
  • Ponerlo dentro de empanadillas o arepas
  • Hacer arroces de todo tipo y añadirlo en el último momento
  • Todo lo que se os ocurra…

Mientras se cocinan las pechugas, pochamos la cebolla cortada en cuadraditos y el ajo picado, en una cazuela con un chorro de aceite y a fuego medio durante 10 minutos.

Trituramos por otro lado el pan de molde con la leche y el ají con una batidora. Incorporamos esta mezcla a la cazuela anterior, algo más de leche, sal, pimienta y orégano.

Dejamos cocer 5 minutillos más removiendo a fuego suave. Añadimos el parmesano.

Incorporamos las pechugas ya deshilachadas y le añadimos unas cucharadas del caldo de la cocción, para que no sea tan espeso.

➡ Consumimos enseguida, con arroz como guarnición.

Espero que os guste porque es exquisito!!!

➡ Al tener leche no me arriesgaría a congelarlo, puede que quede un poco raro de textura. Si vais a querer congelarlo, probad a hacerlo normal sin la leche y se la añadís el día que lo descongeléis…

2 thoughts on “Ají de gallina

Deja una respuesta...

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s