Pho (sopa vietnamita)

Hola a todos!

Mira que hago sopas… mira que hago caldos… hasta soy la encargada de preparar el consomé de Navidad en mi familia política! Nos gustan muchísimo, y siempre que los hago pienso que me he superado sin mérito alguno, están tirados de hacer! 😂

Pues bien, el otro día compré varios ingredientes nuevos para mí (fue de esas veces que me entran ataques de comprar productos extraños) y cuando me puse a investigar recetas para probarlos me encontré con este caldo vietnamita.

El pho (pronunciado “fu”) es un caldo-sopa originario de Vietnam que se prepara de muy diversas formas, pero en todas ellas coinciden las especias, la salsa de pescado, los fideos y las guarniciones/condimentos frescos que se añaden al servir.

Es de las cosas más buenas que he probado en el campo de caldos y sopas, supongo que también el factor “sorprendente” contribuyó. Lo preparé el domingo pasado, que volvíamos de viaje tras comer mucho todo el fin de semana, y de verdad que nos sentó genial y nos ayudó a dormir genial! Por todo lo anterior, os animo encarecidamente a probarlo: lo repetiréis una y otra vez.

Puede ser una cena estupenda (plato único) o un primer plato si tenemos mucha hambre, en cuyo caso pondría un segundo no muy contundente ya que la sopa lleva fideos, carne…

➡ Os recomiendo preparar esta receta en la olla express (a presión), ya que los sabores quedan mucho más concentrados y, si no, necesitaríamos un tiempo que quizá no estéis dispuestos a dedicar…

➡ Antes de que me regañéis, vamos a hablar de algunos de los ingredientes raros, o que al menos yo no tenía hasta que preparé la sopa… Me paso exactamente igual que con la sopa miso: compré aquel día pasta miso, aceite de sésamo y algas wakame y desde entonces siempre tengo en la cocina, nada como experimentar! Todos ellos los venden en tiendas orientales pero también en secciones internacionales de hipermercados tipo Carrefour o Hipercor (en mercadona ninguno, al menos de momento…):

  • Salsa de pescado – se trata de una salsa muy utilizada en la gastronomía asiática. Está hecha a base de pescado fermentado (al igual que la salsa de soja, que se elabora con habas de soja fermentadas). Confiere un sabor súper difícil de explicares a los platos, NO A PESCADO, y su olor en crudo es súper extraño. Aunque se use en poca cantidad, es totalmente imprescindible en esta receta, si prescindimos es como si hacemos un wok oriental y no le ponemos salsa de soja… Además es muy barata y dura mucho.
  • Salsa sriracha – seguro que habéis visto este bote de salsa (sale en la foto inicial del post) en mil restaurantes orientales, ya que es la típica que te dejan en la mesa para que lo añadas a tu gusto. Es el equivalente al tabasco mexicano pero en versión tailandesa, ambas hechas con chiles. Pica muchísimo pero le da un sabor muy rico a todo! También dura mucho, es como tener ketchup en la nevera.
  • Fideos de arroz – son una especie de espagueti pero mucho más finos y suelen estar hechos de arroz u otros cereales. También se llaman fideos cristal. Aunque vienen secos no es preciso cocerlos: basta con hidratarlos con agua hirviendo en un cuenco.
  • Especias – algunas de ellas seguramente no las conozcáis, pero las venden en los mismos sitios que os decía más arriba. Os servirán para preparar mil curries (coriandro), infusiones y postres (hinojo, anís, clavo), macerados de carne (clavo)… Si no queréis poner todas, las más imprescindibles son el coriandro y el clavo.

Ingredientes (para 6 raciones generosas):

  • 2 pechugas de pollo (no fileteadas), o 2 cuartos de gallina
  • 1 cebolla grandecita
  • 1 trozo de 1 dedo de jengibre fresco (mejor no pongáis jengibre seco en polvo, porque ensuciará el caldo y no dará demasiado sabor…)
  • especias (todas convenientes pero las más imprescindibles son el coriandro y el clavo):
    • 1 cucharadita de semillas de coriandro
    • 1 cucharadita de semillas de hinojo
    • 3 clavos
    • 3 estrellas de anís
  • pastilla de caldo sin glutamato ni grasa de palma
  • 2 cucharadas de salsa de pescado (detalles arriba)
  • 1 nido de fideos de arroz (detalles arriba) o bien fideos de sopa normales
  • 6 ramitas de cilantro fresco
  • 12 ramitas de cebollino fresco
  • salsa sriracha al gusto (detalles arriba, ojo, pica una barbaridad, si no os gusta el picante no la pongáis)
  • aceite de oliva
  • agua (veremos luego cantidad)

Continue reading

Pastel de pollo y hierbas provenzales

Buenos días!

Hay mezclas con las que doy por casualidad y que resultan tan ricas que se convierten en habituales en mi casa. Es el caso de la ensalada sueca de remolacha y el lomo a la sal, siempre los tomamos juntos!

El otro día tenía planificado hacer esta combinación una vez más, cuando mi querido supermercado me sorprendió no teniendo lomo de cerdo 😦 . Así que tuve que darle una vuelta rápida a qué hacer en su lugar, y la cosa no es fácil ya que debía ser una carne que:

  1. pudiese hacer rápido
  2. pudiese tomar fría
  3. cundiese.

Se me ocurrió de pronto hacer un pastel de pollo, pero como quería darle el toque de hierbas que lleva el lomo no me “servía” mi receta de pastel de pollo y jamón

Total, que se me ocurrió preparar esta receta con la que estoy súper contenta y que sin duda repetiré!!!

Es genial porque cumple con los 3 requisitos de arriba, y por tanto podemos llevarnos 2 porciones al trabajo y tomarlas con una ensaladita (cualquiera, o la de remolacha que os sugería al principio del post), o bien caliente con salsa de cebolla o de tomate frito… Además, es súper ligero, no tenéis más que ver el corto listado de ingredientes…

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 500 gr de carne picada de pollo/pavo (picada por carnicero, no de bandeja, llevan demasiados ingredientes distintos del pollo…)
  • media cebolla
  • 2 cucharadas de hierbas provenzales secas (las venden ya mezcladas pero si no tenéis, poned 1 cucharadita de orégano, otra de tomillo y otra de romero)
  • 1 cucharadita de sal

Continue reading

Ropa vieja

Buenos días a todos!!!

Hace ya bastante tiempo publiqué la receta de las arepas de ropa vieja. La idea en esa receta era ceder el protagonismo a la masa de arepas, ya que es muy versátil y podemos utilizarla con multitud de rellenos.

El sábado pasado preparé en casa ropa vieja (*) y pensé que sería interesante publicarla de forma independiente, ya que es un plato facilísimo, que gusta a todo el mundo y que puede tomarse de mil maneras: sola, con arroz, dentro de tortillas de fajita, dentro de cogollos de lechuga…

(*) Casi siempre que hago sopa aprovecho para meter en la olla express 2 pechugas de pollo y preparar después con ellas ropa vieja, básicamente saco un 3×1 cuando hago sopa:

  1. la sopa (para tomar con fideos),
  2. ropa vieja
  3. y puré de verduras (trituro las verduras cocidas con 1 vaso grande de agua, y listo!).

Eficiencia, y no horas y horas en la cocina!!!

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 2 pechugas de pollo enteras (sin filetear)
  • agua
  • 1 cebolla grande
  • 400 gr de tomate frito (casero o comprado pero de receta casera)
  • especias (1 cucharadita de cada): comino, cúrcuma, orégano
  • 1 cucharadita de sal
  • tabasco (opcional)

Continue reading

Pollo a la naranja

Hola amigos!

Hoy os traigo otra recetita adaptada de una bloggera que me encanta y de la que os hablé hace ya tiempo… Es la autora del blog Hoy comemos sano, y de ella fue el existosísimo pollo con miel y cúrcuma. Ese pollo es de las recetas que más gente me dice que hace y gusta un montón!!! Os vuelvo a recomendar su blog, me parece súper interesante porque sugiere mil platos muy sabrosos y originales, y versiones light de platos tradicionales.

En este caso, la receta es también de pollo pero sin necesidad ni de horno… y con ingredientes que es bastante probable que tengáis en casa, cosa que no es baladí cuando tenemos una nevera aparentemente vacía y un estómago que realmente lo está, pero nos apetece algo sabrosón… En esos momentos, para no caer en la tentación de llamar a un restaurante chino, es genial tener a mano recetas como esta!!!

Está buenísimo, es de sabor agridulce parecido al típico pollo que dan en este tipo de restaurantes. Podéis hacerlo también con solomillo de cerdo o pavo, o con pato (el famoso “pato à l’orange”).

Ingredientes (para 2 raciones):

  • 1 pechuga de pollo entera (sin filetear)
  • media cebolla
  • aceite de oliva

Para la salsa:

  • zumo de 1 naranja
  • ralladura de esa misma naranja
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 1 cucharada de vinagre (de arroz, de manzana o de vino blanco normal, mejor no de módena ni jerez)
  • 1 cucharada de miel

Continue reading

Satay de pollo en salsa de cacahuete

Hola queridos lectores!

El pollo satay es uno de los platos que más me gusta que me ofrezcan en cóctels de bodas… Es tan sabroso y fácil de comer! Nunca se me había ocurrido hacerlo en casa, y realmente es facilísimo! La salsa se puede hacer con thermomix, si os animáis encontraréis la receta sin problema en google…

Vamos con un poco de historia/culturilla general… Satay es el nombre que reciben las brochetas en Asia, teniendo su origen en puestos de comida callejera. Es la versión de nuestro pincho moruno, pero adaptado a los ingredientes locales. La salsa que suele acompañar estas brochetas es de cacahuetes, y la carne previamente se marina en cítricos para que se vuelva más tierna y coja un sabor más intenso. He visto recetas más tradicionales que utilizan leche de coco y curry, pero esta versión que os pongo hoy está más adaptada a ingredientes normales de nuestras casas. Si os interesa una receta más original, os recomiendo esta.

Manos a la obra, y preparad pan porque vais a querer mojar!!!

Ingredientes (para 4 personas):

Para el pollo:

  • 1 ó 2 pechugas de pollo enteras (sil filetear, aprox 600 gr en total)
  • 2 cucharadas de aceite de sésamo o una cucharadita de tahini (si no tenéis, aceite de oliva)
  • 1/2 cucharadita de sal
  • zumo de medio limón grande
  • opcional: copos de chile o 1 cayena (si queréis que pique)
  • arroz blanco, thai o integral

Para la salsa:

  • media cebolla grande
  • 2 cucharadas de manteca de cacahuete (comprobado: con cacahuetes triturados no sale la receta, sorry…)
  • aceite de oliva
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 4-6 cucharadas de agua

Continue reading