Curry rojo cremoso de solomillo

Buenos días de nuevo queridos lectores!

Como podéis comprobar visitando el índice o el buscador (lupa) de este blog, me CHIFLA el curry… Lo he preparado de mil formas diferentes y, aunque parezca mentira, ninguna se parece a las demás! En este ocasión lo he hecho con solomillo de cerdo y una pasta de curry rojo, y la verdad es que combina fenomenal! 🙂 Además, en la foto podéis apreciar la cremosidad de la salsa, estaba IN-CRE-Í-BLE!!!

El origen de esta receta se remonta a… que recientemente vi en Lidl una pasta de curry rojo que llamó mi atención, y enseguida pensé en darle buen uso con una receta sencillita. También la venden en tiendas orientales, en zonas internacionales de supermercados y en internet. OJO: NO se trata de una SALSA de curry de las que vienen para tomar el bote entero de golpe (como la que usábamos en esta receta – tipo tikka masala, marca Patak), la que emplearemos hoy es una PASTA ESPESÍSIMA, que se usa en pequeñas cantidades y se conserva mucho tiempo en la nevera una vez abierta (*). Fijaos en su nivel de picante, que vendrá indicado en el envase.

(*) Os cuento lo que lleva por si os animáis a hacerla en casa, aunque por el exotismo de los ingredientes, lo veo todo un reto: chiles/guindillas rojas, ajo, cebolleta, lemongrass (citronela), piel de lima kaffir, galanga, semillas de coriandro, comino y sal.

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 1 solomillo grande de cerdo de unos 500-600 gr (serviría otra carne)
  • 3 cucharadas de pasta de curry rojo (ver más arriba explicaciones, y fotos debajo)
  • 1 lata de leche de coco
  • 1 cebolla pequeña o puerro
  • 1 pimiento verde
  • 200 gr de arroz basmati o thai
  • aceite de oliva o de coco

Preparación:

Primero comenzamos poniendo a cocer el arroz siguiendo las instrucciones del fabricante.

Empezamos nuestro súper plato!

Vamos a preparar esta receta en una cazuela o cocotte. Ponemos a calentar en ella un chorro de aceite a fuego fuerte, para dorar el solomillo salpimentado por las 2 caras. Yo lo corté en 2 trozos porque era muy grande.

Sacamos los solomillos y los dejamos en un plato (de momento).

En esa misma cazuela ponemos un poco más de aceite y bajamos a fuego medio. Ponemos a pochar la cebolla/puerro y pimiento troceados pequeñitos durante 5 minutos.

Incorporamos la pasta de curry y removemos, 1 minuto:

Agregamos la leche de coco (si al abrirla está separada la manteca del agua NO os preocupéis!) y dejamos 3 minutos más a fuego bajo:

Una vez tengamos bien cremosa nuestra salsa, cortamos el solomillo en medallones de 2 dedos de grosor y los incorporamos a la cazuela:

Lo dejamos 5 minutos más con la tapa puesta, y retiramos del fuego (si lo dejamos más tiempo, el solomillo se resacará).

➡ Tomamos este curry tan delicioso acompañado del arroz caliente.

➡ Podéis congelarlo, queda perfecto después! Si no, en la nevera estará bien hasta 4 días.

➡ Os recomiendo este plato para hacer a visitas, ya que cunde muchísimo y es fácil de aumentar si somos muchos, y también para llevar al trabajo.

Deja una respuesta...

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s