Pho (sopa vietnamita)

Hola a todos!

Mira que hago sopas… mira que hago caldos… hasta soy la encargada de preparar el consomé de Navidad en mi familia política! Nos gustan muchísimo, y siempre que los hago pienso que me he superado sin mérito alguno, están tirados de hacer! 😂

Pues bien, el otro día compré varios ingredientes nuevos para mí (fue de esas veces que me entran ataques de comprar productos extraños) y cuando me puse a investigar recetas para probarlos me encontré con este caldo vietnamita.

El pho (pronunciado “fu”) es un caldo-sopa originario de Vietnam que se prepara de muy diversas formas, pero en todas ellas coinciden las especias, la salsa de pescado, los fideos y las guarniciones/condimentos frescos que se añaden al servir.

Es de las cosas más buenas que he probado en el campo de caldos y sopas, supongo que también el factor “sorprendente” contribuyó. Lo preparé el domingo pasado, que volvíamos de viaje tras comer mucho todo el fin de semana, y de verdad que nos sentó genial y nos ayudó a dormir genial! Por todo lo anterior, os animo encarecidamente a probarlo: lo repetiréis una y otra vez.

Puede ser una cena estupenda (plato único) o un primer plato si tenemos mucha hambre, en cuyo caso pondría un segundo no muy contundente ya que la sopa lleva fideos, carne…

➡ Os recomiendo preparar esta receta en la olla express (a presión), ya que los sabores quedan mucho más concentrados y, si no, necesitaríamos un tiempo que quizá no estéis dispuestos a dedicar…

➡ Antes de que me regañéis, vamos a hablar de algunos de los ingredientes raros, o que al menos yo no tenía hasta que preparé la sopa… Me paso exactamente igual que con la sopa miso: compré aquel día pasta miso, aceite de sésamo y algas wakame y desde entonces siempre tengo en la cocina, nada como experimentar! Todos ellos los venden en tiendas orientales pero también en secciones internacionales de hipermercados tipo Carrefour o Hipercor (en mercadona ninguno, al menos de momento…):

  • Salsa de pescado – se trata de una salsa muy utilizada en la gastronomía asiática. Está hecha a base de pescado fermentado (al igual que la salsa de soja, que se elabora con habas de soja fermentadas). Confiere un sabor súper difícil de explicares a los platos, NO A PESCADO, y su olor en crudo es súper extraño. Aunque se use en poca cantidad, es totalmente imprescindible en esta receta, si prescindimos es como si hacemos un wok oriental y no le ponemos salsa de soja… Además es muy barata y dura mucho.
  • Salsa sriracha – seguro que habéis visto este bote de salsa (sale en la foto inicial del post) en mil restaurantes orientales, ya que es la típica que te dejan en la mesa para que lo añadas a tu gusto. Es el equivalente al tabasco mexicano pero en versión tailandesa, ambas hechas con chiles. Pica muchísimo pero le da un sabor muy rico a todo! También dura mucho, es como tener ketchup en la nevera.
  • Fideos de arroz – son una especie de espagueti pero mucho más finos y suelen estar hechos de arroz u otros cereales. También se llaman fideos cristal. Aunque vienen secos no es preciso cocerlos: basta con hidratarlos con agua hirviendo en un cuenco.
  • Especias – algunas de ellas seguramente no las conozcáis, pero las venden en los mismos sitios que os decía más arriba. Os servirán para preparar mil curries (coriandro), infusiones y postres (hinojo, anís, clavo), macerados de carne (clavo)… Si no queréis poner todas, las más imprescindibles son el coriandro y el clavo.

Ingredientes (para 6 raciones generosas):

  • 2 pechugas de pollo (no fileteadas), o 2 cuartos de gallina
  • 1 cebolla grandecita
  • 1 trozo de 1 dedo de jengibre fresco (mejor no pongáis jengibre seco en polvo, porque ensuciará el caldo y no dará demasiado sabor…)
  • especias (todas convenientes pero las más imprescindibles son el coriandro y el clavo):
    • 1 cucharadita de semillas de coriandro
    • 1 cucharadita de semillas de hinojo
    • 3 clavos
    • 3 estrellas de anís
  • pastilla de caldo sin glutamato ni grasa de palma
  • 2 cucharadas de salsa de pescado (detalles arriba)
  • 1 nido de fideos de arroz (detalles arriba) o bien fideos de sopa normales
  • 6 ramitas de cilantro fresco
  • 12 ramitas de cebollino fresco
  • salsa sriracha al gusto (detalles arriba, ojo, pica una barbaridad, si no os gusta el picante no la pongáis)
  • aceite de oliva
  • agua (veremos luego cantidad)

Preparación:

Comenzamos preparando algunos de los ingredientes, ya que una vez que empecemos irá todo muy deprisa.

  • Pelamos la cebolla y la cortamos en 2.
  • Quitamos la piel a la gallina/pechugas, si tienen. No las troceamos aunque sean grandes.
  • Pelamos el jengibre.

En la olla express ponemos un hilillo de aceite de oliva a calentar a fuego medio-fuerte. Ponemos las especias cuando esté muy caliente:

Removemos y cuando empiece a oler fuerte (cuestión de segundos) incorporamos:

  • la cebolla, el jengibre y la gallina que acabamos de preparar
  • la pastilla de caldo
  • la salsa de pescado
  • agua hasta cubrir todo 4 dedos por encima (si quisierais acelerar el proceso, tened esta agua hervida de antemano en un hervidor-kettle).

Cerramos la olla, subimos el fuego al máximo y dejamos cocinando a presión un mínimo de 20 minutos (el tiempo cuenta desde que suben los 3 aritos, momento en el cual debéis bajar el fuego a medio-bajo). Lo ideal serían 40 min. Como veis, si a presión es tanto tiempo, en olla/cazuela normal sería aprox 1,5h.

Mientras se va cocinando el caldo, preparamos lo demás:

  • Hervimos agua y la volcamos sobre los fideos de arroz durante 5min (si utilizamos fideos tradicionales podemos cocerlos en agua con sal normal en un cueco aparte). Lo de “volcarla” se debe a que estos fideos de arroz se cocinan de forma diferente, leed las instrucciones del envase en cualquier caso. Escurrimos y reservamos.

  • Lavamos el cilantro y cebollino y los picamos con tijeras. Reservamos.

Una vez esté listo el caldo, lo colamos poniendo un colador grande sobre una cazuela. En este caso no hay que desgrasarlo porque veréis que apenas sale grasa. Descartamos todo lo que hay en el colador menos el pollo/gallina. Este pollo/gallina lo desmenuzamos con cuchillo y tenedor de forma que quede deshilachado, en hebras. Las reservamos.

Cuando vayamos a comer, montamos el plato (mejor cuenco):

  • En el fondo ponemos parte de los fideos
  • Sobre ellos, parte del pollo deshilachado
  • Cubrimos bien de caldo muy caliente
  • Espolvoreamos por encima cilantro y cebollino
  • Ponemos un hilillo (muy pequeño, de verdad cuidado con esto) de salsa sriracha.

A comer de inmediato!!!

➡ Podéis hacer una gran cantidad y congelar lo que consumáis otro día, pero solamente el caldo.

Deja una respuesta...

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s