Paté de “falso centollo”

Hola de nuevo!

Hoy os propongo un paté de lo más sencillo y resultón, lleva muchas cosas pero ninguna de ellas es centollo, aunque de verdad puede que alguien te venga preguntando si es de marisco por lo menos! La primera vez que vi la receta fue en la web de webosfritos (tenéis el link entre mis “Blogs que visito”), y desde entonces la he visto en muchos sitios, aunque en dicha web la presentación que pone la autora con unos picos alrededor como si fuese una “valla” es insuperable! Webosfritos es un blog de recetas pero también mucho más: viajes, recomendaciones sobre utensilios y aparatología de cocina, menús semanales, técnicas de cocina… es súper completo!

A la gente por lo general le encanta “dipear” y untar en los aperitivos. Cuando viene gente a casa y no tengo demasiado tiempo suelo poner por ejemplo unas buenas patatas fritas – de las comerciales nos chiflan las Lays Gourmet, o sus gemelas de mercadona, un queso francés o manchego con alguna mermelada, jamón ibérico, y casi siempre suelo añadir algo preparado por mí, ya sea alguna tosta caliente o algo para dipear o untar.

Subiré más recetas de este tipo ya que tengo comprobado que es de lo que más triunfa, y no se tardan nada en hacer, más que pasar todos los ingredientes por una batidora tradicional!

Ingredientes (ver proporciones en el cuerpo de la receta):

  • mejillones al natural enlatados (no pueden ser en escabeche ni en ningún tipo de salsa)
  • anchoas en aceite de oliva
  • palitos de cangrejo
  • mayonesa
  • vino blanco

Seguir leyendo…

Pastel sueco de patata, anchoas y crema: “La tentación de Jansson”

Este pastel se llama en realidad Janssons frestelse (“La tentación de Jansson”). Se trata de un plato tradicional de la cocina sueca.

Tengo una tía sueca que cada Navidad nos invita a su casa y nos prepara la comida tradicional sueca navideña. Es un acontecimiento que esperamos con muchísima ilusión ya que, más allá de lo delicioso de cada elaboración, va acompañado de una serie de tradiciones alucinantes. En Suecia, en Navidad las casas cambian por completo de decoración, llenándose de abetos, figuritas, candelabros, velas, dibujos, calendarios, absolutamente todo navideño y en mucha cantidad, incluso las toallas y los paños de cocina son especiales para la ocasión. La gente dispone incluso de vajilla y cristalería especiales para esas fechas! A mí me gustan muchísimo las tradiciones, y cuando se trata de poner bonita una casa y disfrutar de una buena comida… muchísimo más!

La comida navideña tradicional sueca consiste en un buffet variado (“Julbord”) compuesto por panes especiales más bien secos, embutido de reno, arenques, el pastel de hoy, albondiguillas en salsa (“Köttbullar”), ensalada de remolacha, carne con lombarda, y de postre arroz con leche caliente.

Por si te quedas con hambre, con el café te sirven un bollo de canela (“Kanelbullar”); y antes de comer, en sustitución de lo que sería nuestro aperitivo, se toma vino caliente especiado (“Glögg”) con almendras y pasas.

Os animo a conocer esta tradición, bien si viajáis allí o si conocéis a alguien, es muy muy bonito!

Después de todo lo anterior vamos al grano con una de las recetas del buffet. He escogido esta dado que se prepara con ingredientes que podemos encontrar facilísimamente en supermercados normales, o incluso podemos hasta tenerlo todo en casa… Está buenísimo y es contundente, por lo que lo serviría como segundo plato tras un primero suave y preferiblemente vegetal jeje.

Ingredientes:

  • 125 gr anchoas (guardad el aceite) – OJO, el plato tradicional se elabora con unas anchoas especiales que venden en Ikea en una lata rosa, os las recomiendo 100%!
  • 4 patatas
  • 1 cebolla
  • 200 ml de nata líquida
  • queso rallado al gusto (2 cucharadas soperas, por ejemplo)
  • 1/2 vaso leche

Seguir leyendo…