Albóndigas en salsa de tomate (con y sin Crockpot)

RECETA REEDITADA

Hola chic@s!

Esta es de mis recetas veteranas del blog, presente en él desde 2015!

Desde que era enana siempre me han encantado las albóndigas, de hecho era «mi plato favorito» cuando me preguntaban cuál era…

Como habéis podido observar estos años (y si no, os lo cuento yo ahora mismo 😉 ), las hago de muy diversas formas – tanto el contenido de las bolitas en sí como la salsa. Os las dejo aquí debajo por si os inspiran:

La razón por la que reedito esta receta es para incluir la versión  con Crockpot. La verdad es que, si tenéis este cacharro, os recomiendo que las preparéis con él, ya que se ahorran pasos, cacharros que limpiar y calorías… Ya veréis por qué!

Están DELICIOSAS, de verdad, es lo que ahora llaman comfortfood y que en estas épocas apetece más que nunca.

Animaos!!!

Ingredientes (salen unas 15-20 bolitas, para 4 raciones aprox):

Para las albóndigas:

  • 500-600 gramos de carne picada (de ternera, cerdo o pollo, o una mezcla de todas ellas; mejor evitad las de bandejitas ya que tienen un porcentaje grande de aditivos)
  • 2 huevos
  • una cucharada sopera de pan rallado (puede que necesites más; si no tienes, puedes triturar unos picos o bien añadir copos de avena triturados)
  • 1 chorro de leche
  • 1 diente de ajo pequeño picado, o media cucharadita de ajo seco en polvo
  • 1 cucharadita de perejil picado (opcional)
  • media cucharadita de sal

Para la salsa:

  • Si vais a hacerlas en una cazuela normal:
    • 1 cebolla picada en cuadraditos
    • 1 chorro de brandy o vino blanco
    • 5 cucharadas de tomate frito (recomendación: que sea casero o uno que tenga pocos ingredientes y azucar – como el Hida de mercadona)
    • 1 chorrito de agua
    • sal
  • Si vais a hacerlas en Crockpot:
    • 1 bote (400 ml aprox) de tomate frito (recomendación: que sea casero o uno que tenga pocos ingredientes y azucar – como el Hida de mercadona)

Seguir leyendo…

Banana bread

Hola amigos!!!

Por aquí os traigo la segunda receta de esta temporada!

Tengo que reconocer que esta receta no es nueva del todo, ya que hace 3 años compartí con vosotros mi primer banana bread, peeero como hace poquito lo he vuelto a preparar, he decidido reeditar la receta con las mejoras y compartirla de nuevo 🙂 .

Empecemos explicando su nombre, ya que puede llevar a confusión. Se llama banana bread, pero es en realidad un bizcocho y no un pan. No me preguntéis la razón de lo anterior, porque por más que la he buscado no la he encontrado jejeje.

Una cosa interesante de esta receta es que se prepara con plátanos muy maduros (de esos que ya no te apetece comerte y que podrían acabar en la basura), y gracias a los cuales el bizcocho apenas necesita que agreguemos azúcar/endulzante.

Otro punto a favor de mi receta respecto a los bizcochos tradicionales es que vamos a utilizar harina integral (yo os propongo de avena, que no es más que copos de avena triturados, pero puede ser de cualquier cereal!), y por tanto tiene más fibra y nutrientes.

Y es que, amig@s, no debemos olvidar que la repostería tradicional, casera o no, no es lo más saludable del mundo (sus ingredientes no aportan demasiado valor nutricional a nuestro cuerpo, y ya si tienen azúcar son incluso perjudiciales), y por tanto no está de más intentar retocar las recetas para que sean un poquito mejores desde el punto de vista nutricional.

Vamos allá!!!

Ingredientes (para 1 molde rectangular):

  • 2 plátanos medianos muy maduros
  • 2 huevos y 2 claras (o 4 huevos en total)
  • 3 dátiles grandes o 2 cucharadas soperas de azúcar
  • 120 gr de harina de avena (o copos de avena finos de los de porridge; ambos lo venden ya en la mayoría de supermercados, incluido mercadona), o bien cualquier otra harina integral
  • 1 cucharadita de levadura (impulsor, la royal de toda la vida) – opcional, simplemente considerad que si no lo ponemos quedará muy apelmazado
  • para decorar (opcional pero recomendable): 2 onzas de chocolate o unas cuantas pepitas, 2 nueces…

Sigue leyendo Banana bread

Empanada de sardinillas

RECETA REEDITADA

Hola amigos lectores!

Hoy os voy  a enseñar una de mis recetas «estrella». La llevé hace siglos al primer cumple de uno de mis sobris (ahora tiene 6 años!) y les gustó tanto que desde entonces me convertí, oficialmente, en la encargada 🙂 .

Las empanadas son un recurso estupendo para comidas de tipo buffet por lo cómodas que son de comer (cortándolas en cuadraditos), pero también para llevar al trabajo o para cenar cualquier día.

Lo ideal es preparar la masa en casa (debajo os cuento lo fácil que es por si os animáis), ya que las industriales suelen llevar grasas chungas y muchos aditivos, pero bueno ocasionalmente podemos hacer uso de ellas…

Yyy en esta reedición de receta añado la posibilidad de hacer las sardinillas vosotros mismos! No es que las de lata tengan malos ingredientes, para nada, simplemente os doy la opción (aquí tenéis la receta).

Otra cosa muy buena que tienen las empanadas es que se pueden rellenar de muchísimas cosas, al igual que las empanadillas: salsa bolognesa, atún+huevo duro+tomate frito, ropa vieja… Eso sí, siempre deberemos quitarle gran parte del líquido antes de ponerlo sobre la masa, porque si no no salen bien. El relleno que os propongo hoy es súper sencillo y se prepara con cosas que podemos tener fácilmente siempre en casa, veréis!

Ingredientes (sale una empanada de 4 raciones de plato único, u 8 de aperitivo):

  • Masa:
  • Opción 1 (comprada – más rápida): 2 masas de hojaldre compradas (congeladas o refrigeradas)
  • Opción 2 (casera – mucho más auténtica y rica): 300 gr harina integral a poder ser, 120 ml de agua templada, 40 ml aceite, 1 cucharadita de levadura tipo royal y pizca de sal
  • 300 ml de salsa de tomate frito (casero o comprado pero de calidad)
  • 2 latas de sardinillas en aceite (mejor de oliva)
  • 1 cebolla mediana
  • 1 huevo (para pintar la masa por encima y que quede dorada y brillantita)
  • Opcionales (a elegir uno o dos, o bien podemos ponerlos todos!):
  • 1 pimiento de cualquier color
  • 1 latita pequeña de aceitunas verdes
  • 1 huevo (para hacer huevo duro)

Seguir leyendo…

Carne a la sal


RECETA REEDITADA

Buenos días amigos una semana más!

Hoy os traigo una receta que me ha sorprendido muchísimo por su relación esfuerzo-resultado. Es una buena forma de tener «fiambre» casero, o una carne en salsa de toda la vida. La he preparado en la thermomix (en el recipiente varoma, como esta lubina a la sal que no me canso de repetir!), ya que alguien me habló de lo bien que quedaba y me llamó la atención, pero también os cuento la opción de horno.

OJO: Los tiempos son bastante inferiores en horno que en thermomix, ya que en ésta se cocina al vapor, que va más despacio,no penséis que me he equivocado jeje.

Podéis tomarlo:

De cualquier forma está bueníiiisimo, os lo recomiendo totalmente 🙂 para hacer en casa de comida o cena, llevar al trabajo, llevar a casa de alguien, a un picnic…

A por ello!!! 🙂

Ingredientes (para 4-6 raciones):

  • 800 gr – 1 kg de lomo de cerdo en una pieza – como alternativa podéis utilizar 2 pechugas/solomillos de pollo o pavo
  • 1 – 2 kg de sal gorda (en algunos supermercados venden sal especial para hornear)
  • hierbas tipo orégano, tomillo, romero…
  • pimienta
  • vino blanco o agua

Seguir leyendo…

Pechugas de pollo barbacoa en papillote

 

Hola amigos!

De nuevo rescato antigua receta del blog a la que he dado un par de vueltas (para empezar, la foto que la encabezaba no le hacía justicia!). En esta ocasión, el principal plus consiste en que os sugiero dos formas adicionales de preparar el papillote, técnica de cocina súper recomendable con la que me gustaría que os familiarizarais!

➡ Y por qué digo que el papillote es una técnica de cocina súper recommendable? En qué consiste exactamente?

– Consiste en envolver los alimentos en papel (de horno, film o de aluminio) formando paquetitos muy bien cerrados – para que no se salgan el vapor ni los jugos por ninguna parte.

– Luego los cocinamos en el horno o al vapor (en este último caso, con el varoma de la thermomix o con un estuche tipo Lekue, aunque otras formas también valdrían!).

– Se puede hacer con carne, pescado o verduras, o una combinación de ellas. El salmón queda especialmente bien!

– Gracias a esta técnica:

  • se conservan los jugos naturales de los alimentos, quedando super jugosos (valga la redundancia)
  • lo anterior nos permite prescindir de añadir grasas ni líquidos
  • no deja olores en la cocina (a veces el olor del pescado puede resultar molesto)
  • además, al cocinar dentro de paquetitos, no manchamos nada de nada!!!

Al lío!

Ingredientes (por persona):

  • 1 pechuga de pollo entera (sin piel ni fileteada)
  • 2 cucharadas de salsa barbacoa (yo compro la de Heinz, me parece buenísima!)
  • opcional: verduras variadas hechas tiras/bastoncitos finos: por ejemplo zanahorias, espárragos verdes, cebolla, pimiento… No pongáis hortalizas que no puedan comerse crudas, como patata, boniato o berenjena, ya que en papillote las verduras quedan al dente
  • opcional: sésamo en semillas

Sigue leyendo Pechugas de pollo barbacoa en papillote

Pizza (la masa PERFECTA)

Buenos días a todos!

Lluvisosos, en mi caso. Y parece que este tiempo ha venido para quedarse…

Este fin de semana han venido mi hermana y cuñado a visitarnos, y la verdad es que hemos disfrutado muchísimo tanto de su compañía como de los sitios que hemos visitado y, por supuesto, de lo que hemos comido 🙂 . El domingo por la noche estábamos ya cansados de comer por ahí, por lo que nos animamos y preparamos pizza casera!

La verdad es que nunca la había hecho, ya que solemos tomarla fuera o bien hago las fajipizzas (estupendas para unas prisas), pero la verdad es que vale totalmente la pena! La masa en sí misma está buenísima (TIENE sabor, de hecho jeje), y no precisa de demasiados ingredientes para ser un manjar.

Se prepara mezclando 4 ingredientes de lo más básicos, si tenéis thermomix os evitáis el rollo de amasarla a mano pero si no tampoco es mucho drama! La dejamos reposando una horita metida en algún recipiente y ya tenemos lo más «difícil» hecho!

A partir de ahí, el “lienzo” es vuestro. Podemos ponerle lo que se nos ocurra, nosotros hicimos una margarita (salsa de tomate, rodajas de mozzarella gorditas y orégano) y otra con restos de la nevera (en concreto, salsa bolognesa, cebolla, ajo picado y mozzarella), y estaba de 10! Pero en este post me centro más en la receta de la masa, que si bien es una tontería hay que tener en cuenta ciertos consejos para que salga bien bien.

➡ Es una buena receta para hacer con niños, ya que es rápida y les divierta mucho colocar los ingredientes por encima 🙂 .

Ingredientes (para 2 pizzas de las que comen 2-3 personas en total; vale la pena hacer 2 y congelar 1 si os parece mucho):

  • 200 g de agua (220 si usamos harinas integrales)
  • 50 g de aceite de oliva
  • 25 g de levadura fresca o 1 sobre de levadura deshidratada
  • 400 g de harina (de trigo normal o mejor integral o de espelta)
  • 1 cucharadita de sal

Sigue leyendo Pizza (la masa PERFECTA)

Dip de berenjenas mediterráneo

Buenos días a todos!

Hace poco asé berenjenas para hacerlas rellenas de atún y tomate, y una de ellas la dejé sin rellenar para hacer alguna recetilla curiosa que me encontrase…

Casualmente, Susana de WebosFritos, fuente INAGOTABLE de recursos para mí, justo publicó un paté de berenjenas que me pareció sencillísimo. En el blog ya tenéis disponible el baba ganoush, conocido también como «hummus de berenjena», pero el de hoy es un pelín distinto, al no llevar los 3 sésamos (ni la pasta tahini, ni el aceite, ni las semillas).

Lo publico precisamente por eso, porque hay mucha gente que me cuenta que no prepara hummus por no tener esos ingredientes.

Está BUENÍSIMO, con deciros que lo estoy tomando hasta para desayunar con tostadas…

Ingredientes (para un bol de aperitivo grande):

  • 2 berenjenas
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • zumo de medio limón no muy grande
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de comino (en polvo o en grano)
  • 1 pizca de pimentón dulce o picante
  • Para mojar: tostadas, pan de pita, zanahorias, rabanitos, champiñones, tomates cherry…

Sigue leyendo Dip de berenjenas mediterráneo

Boniatos rellenos de bolognesa

Hola amigos!

Adoro los boniatos/batatas/camotes! Desde que los descubrí (no hará más de 2 años) me parecieron un alimento de lo más curioso, por su aspecto exterior e interior, por su curioso sabor, la versatilidad, y las propiedades nutricionales que tiene!

Y es que el boniato o batata no es ni más ni menos que un pariente de la patata. La patata, como os he comentado en otras ocasiones, es un alimento muy recomendable e injustamente desplazado en las dietas, al atribuírsele ser muy calórico cuando realmente sólo lo es si las consumimos fritas! Os invito a leer el post que os he enlazado en este mismo párrafo para conocer sus propiedades. Además, el boniato es nutricionalmente superior, porque tiene mas fibra, calcio y un montón de antioxidantes (por su color entre otras cuestiones!).

Os dejo otras recetas con boniato de este blog, aunque esta de hoy esta para chuparse los dedos y puede ser un buen comienzo para iniciarse en este alimento!

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 4 boniatos/batatas
  • 600 gr de salsa bolognesa (aprox – siguiendo una de mis recetas o comprando una ya hecha pero de calidad!)
  • queso parmesano/grana padano rallado (o alguno que se funda bien para gratinar)

Sigue leyendo Boniatos rellenos de bolognesa

Sarmale (pastel de carne rumano)

Hola a todos!

Hoy os traigo un plato típico de Rumanía, una receta que suelen preparar en tiempos festivos como la Navidad. Es un plato riquísimo, lleno de sabores intensos, y que combina macro y micronutrientes en una proporción muy buena!

Lo tradicional y habitual es elaborar y presentar esta receta en formato rollitos, preparando porciones de relleno de carne picada y envolviéndolas en hojas de col en salmuera, pero como soy consciente de que no es fácil encontrar la col así (sólo lo he visto en algunas tiendas internacionales) y además se tarda bastante más tiempo, hoy os propongo una versión más sencilla y con el mismo sabor. Que me perdonen los más puristas de la receta 🙂 .

Os recomiendo prepararlo para cuando tengáis invitados o para dejar varias raciones hechas y llevar a comer al trabajo, ya que cunde mucho y dura unos 4-5 días en la nevera sin problema.

Ingredientes (para unas 6 raciones):

  • 8 cucharadas de chucrut (lo venden en todas partes en la zona de conservas de verduras)
  • 500 gr de carne picada de pollo, ternera o cerdo (mejor picada por carnicero, no de bandeja)
  • 400 ml de tomate frito (casero o si es comprado recomiendo la marca Hida, de venta en mercadona)
  • 70 gr de arroz blanco
  • media cebolla
  • especias: tomillo, eneldo, pimienta

Sigue leyendo Sarmale (pastel de carne rumano)

Crema de calabaza asada

  

Buenos días, aquí os saludo una semanita más!

Parece ser que en mi querida España sigue siendo verano, y quizá esto de encender el horno os parezca una broma… Para aquellos que así sea, os recomiendo apuntaros esta receta para más adelante – el otoño llegará tarde o temprano a vuestras casas – aunque verdaderamente esta crema tomada fresquita es igualmente deliciosa!

Os cuento qué la hace tan especial.

Normalmente las cremas se preparan en cazuela u olla express (o thermomix), pero hay una forma con la que determinadas hortalizas potencian su sabor: asándolas! En el caso de la calabaza, es espectacular la diferencia, y además nos evitamos tener que pelarla, tarea bastante engorrosa e incluso peligrosa!

Simplemente ponemos a asar todas las verduras y después las trituramos añadiendo caldo o agua con sal hasta que tenga la textura que nos guste.

Vamos allá amigos!

Ingredientes (para 6 raciones):

  • 1 calabaza (depende del tamaño, pero 1 kg aprox – puede ser de las que vienen peladas y troceadas)
  • 1 patata
  • 1 cebolla
  • 1 pastilla de caldo sin glutamato ni grasa de palma, o 2 cucharaditas de sal
  • agua (la cantidad la iremos viendo)
  • opcional: alguna especia que os guste, como curry, pimienta, cúrcuma, romero…
  • aceite de oliva

Sigue leyendo Crema de calabaza asada

Pescado gratinado con ajo negro

 

Hola amigos!

Es la segunda vez que preparo esta receta, y la verdad es que no la había publicado antes porque me parecía «cero fotogénica«! Pero ayer, que lo tomamos para cenar y disfrutamos muchísimo, me dije «qué tontería!», así que aquí la tenéis!

El ajo negro, si no lo conocéis, debéis probarlo, tiene un sabor intensísimo y no es a ajo, es algo mucho más sutil, de verdad delicioso… En una fantástica receta del pasado invierno (guiso de garbanzos con bacalao y alioli de ajo negro) os expliqué lo que es, sus beneficios, etc.

En esta receta lo empleamos para formar una pasta que hornearemos sobre el pescado y que le dará un sabor y textura muy buenos, además se tarda en preparar 20minutos en total, 15 de los cuales son el propio horneado del pescado…

Ya sabéis, próxima cena rápida, sana y rica!

Ingredientes (por persona):

  • 1 ración de pescado blanco (he probado con pescadilla y con rodaballo, podéis emplear incluso lomos de merluza congelados, la cuestión es que sea un pescado blanco)
  • 1 cucharada generosa de mayonesa (podemos poner mitad mayonesa mitad yogur natural, si queréis hacerlo más ligero)
  • 2 dientes de ajo negro
  • sal y pimienta

Sigue leyendo Pescado gratinado con ajo negro

Bizcocho integral 100%

Hola amigos!

Comenzamos semana con una receta de desayuno 🙂 .

Hacía muchísimo que no preparaba un bizcocho en casa, con lo buenos que salen y lo rematadamente fácil que es hacerlos! Cuando elaboramos un bizcocho en casa, aunque no es el desayuno o merienda más sano del mundo, es cierto que estamos contribuyendo a  que nuestra familia o invitados se alimenten con algo bastante más saludable que si fuese una versión comprada.

Sin ánimo de ser una aguafiestas, hoy os voy a contar los ingredientes del famoso bizcocho Mildred de chocolate (que no puede estar más rico, dicho sea de paso, pero es que ese factor no debe ser nuestra guía alimentaria…):

Azúcar, huevos, grasa de palma, harina refinada, cacao, manteca pura, >10 aditivos.

Quizá del listado anterior sólo os parezca «mal» la grasa de palma, pero es que resulta que el azúcar es el primer ingrediente de la lista (cuanto más al inicio significa que más cantidad contiene el producto), cuando en versiones caseras en ningún caso el azúcar es lo que más le ponemos! Por otro lado, tiene una cantidad incluso aburrida de aditivos (conservantes, edulcorantes, aromas, emulgentes…). Total, que o hacemos el bizcocho en casa o debemos ser conscientes de lo que nos estamos comiendo!

Para el bizcocho que hoy os presento, utilicé harina integral y azúcar moreno, para hacerlo más saludable dado que ambas versiones son mejores desde un punto de vista nutricional. El sabor apenas se altera, en mi caso me parece que le da un toque más sabroso de hecho. Probadlo y me contáis!

Os dejo también otras recetas de bizcocho y magdalenas caseros de este blog:

Ingredientes (para 1 bizcocho normal, en molde alargado):

  • 3 huevos
  • 1 yogur entero natural sin edulcorar ni azucarar
  • media medida del yogur, de aceite de oliva (es decir, cuando hayamos vaciado el yogur en el bol, lo llenaremos por la mitad con aceite, y así con los demás ingredientes)
  • 1,5 medidas del yogur, de azúcar moreno
  • 3 medidas del yogur, de harina integral
  • 1 sobre de levadura de repostería (tipo royal, no la de panadería)
  • opcional: ralladura de limón, canela, pepitas de chocolate, un puñadito de copos de avena, pasas, nueces troceadas, arándanos secos…

Preparación:

Precalentamos el horno con calor arriba y abajo a 180º (es esencial mantener esta temperatura: es la perfecta para que no se rompa, «suba» y se cocine de manera homogénea con un ligero tostado por encima).

  • Si tenemos prisa o nos da «pereza», trituramos todos los ingredientes con una batidora en un bol grande, siendo el último la harina mezclada con la levadura, y dejando los ingredientes «opcionales» sin triturar.
  • Si podemos dedicarle unos minutillos más, queda más esponjoso si lo batimos a mano con unas varillas y pasamos la harina+levadura previamente por un colador grande (lo que se llama «tamizar»). Los ingredientes opcionales los incorporaríamos al final, después de la harina+levadura.

Engrasamos con un hilillo de aceite y un papel de cocina (o con los dedos) un molde rectangular alargado (de cristal tipo Pyrex o de silicona de calidad), y volcamos en él la mezcla.

Introducimos en el horno y lo dejamos aproximadamente 30 minutos, SIN ABRIR EL HORNO (si lo abrimos, automáticamente bajará, sin solución). Pasado ese tiempo, lo abrimos, pinchamos el bizcocho por la parte más gruesa hasta el fondo: si sale limpio, significa que ya podemos apagar el horno y sacarlo; en caso contrario, lo dejaremos 5 minutos más o hasta que salga limpio el cuchillo.

Dejamos reposar 5 minutos para que pierda temperatura, metemos un cuchillo por los lados para ayudar a desmoldar y lo volcamos en una fuente.

Cuando esté un poco más templado, espolvoreamos azúcar glass por encima.

A disfrutar!!!