Boniatos rellenos de bolognesa

Hola amigos!

Adoro los boniatos/batatas/camotes! Desde que los descubrí (no hará más de 2 años) me parecieron un alimento de lo más curioso, por su aspecto exterior e interior, por su curioso sabor, la versatilidad, y las propiedades nutricionales que tiene!

Y es que el boniato o batata no es ni más ni menos que un pariente de la patata. La patata, como os he comentado en otras ocasiones, es un alimento muy recomendable e injustamente desplazado en las dietas, al atribuírsele ser muy calórico cuando realmente sólo lo es si las consumimos fritas! Os invito a leer el post que os he enlazado en este mismo párrafo para conocer sus propiedades. Además, el boniato es nutricionalmente superior, porque tiene mas fibra, calcio y un montón de antioxidantes (por su color entre otras cuestiones!).

Os dejo otras recetas con boniato de este blog, aunque esta de hoy esta para chuparse los dedos y puede ser un buen comienzo para iniciarse en este alimento!

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 4 boniatos/batatas
  • 600 gr de salsa bolognesa (aprox – siguiendo una de mis recetas o comprando una ya hecha pero de calidad!)
  • queso parmesano/grana padano rallado (o alguno que se funda bien para gratinar)

Continue reading

Sarmale (pastel de carne rumano)

Hola a todos!

Hoy os traigo un plato típico de Rumanía, una receta que suelen preparar en tiempos festivos como la Navidad. Es un plato riquísimo, lleno de sabores intensos, y que combina macro y micronutrientes en una proporción muy buena!

Lo tradicional y habitual es elaborar y presentar esta receta en formato rollitos, preparando porciones de relleno de carne picada y envolviéndolas en hojas de col en salmuera, pero como soy consciente de que no es fácil encontrar la col así (sólo lo he visto en algunas tiendas internacionales) y además se tarda bastante más tiempo, hoy os propongo una versión más sencilla y con el mismo sabor. Que me perdonen los más puristas de la receta 🙂 .

Os recomiendo prepararlo para cuando tengáis invitados o para dejar varias raciones hechas y llevar a comer al trabajo, ya que cunde mucho y dura unos 4-5 días en la nevera sin problema.

Ingredientes (para unas 6 raciones):

  • 8 cucharadas de chucrut (lo venden en todas partes en la zona de conservas de verduras)
  • 500 gr de carne picada de pollo, ternera o cerdo (mejor picada por carnicero, no de bandeja)
  • 400 ml de tomate frito (casero o si es comprado recomiendo la marca Hida, de venta en mercadona)
  • 70 gr de arroz blanco
  • media cebolla
  • especias: tomillo, eneldo, pimienta

Continue reading

Crema de calabaza asada

  

Buenos días, aquí os saludo una semanita más!

Parece ser que en mi querida España sigue siendo verano, y quizá esto de encender el horno os parezca una broma… Para aquellos que así sea, os recomiendo apuntaros esta receta para más adelante – el otoño llegará tarde o temprano a vuestras casas – aunque verdaderamente esta crema tomada fresquita es igualmente deliciosa!

Os cuento qué la hace tan especial.

Normalmente las cremas se preparan en cazuela u olla express (o thermomix), pero hay una forma con la que determinadas hortalizas potencian su sabor: asándolas! En el caso de la calabaza, es espectacular la diferencia, y además nos evitamos tener que pelarla, tarea bastante engorrosa e incluso peligrosa!

Simplemente ponemos a asar todas las verduras y después las trituramos añadiendo caldo o agua con sal hasta que tenga la textura que nos guste.

Vamos allá amigos!

Ingredientes (para 6 raciones):

  • 1 calabaza (depende del tamaño, pero 1 kg aprox – puede ser de las que vienen peladas y troceadas)
  • 1 patata
  • 1 cebolla
  • 1 pastilla de caldo sin glutamato ni grasa de palma, o 2 cucharaditas de sal
  • agua (la cantidad la iremos viendo)
  • opcional: alguna especia que os guste, como curry, pimienta, cúrcuma, romero…
  • aceite de oliva

Continue reading

Pescado gratinado con ajo negro

Hola amigos!

Es la segunda vez que preparo esta receta, y la verdad es que no la había publicado antes porque me parecía “cero fotogénica“! Pero ayer, que lo tomamos para cenar y disfrutamos muchísimo, me dije “qué tontería!”, así que aquí la tenéis!

El ajo negro, si no lo conocéis, debéis probarlo, tiene un sabor intensísimo y no es a ajo, es algo mucho más sutil, de verdad delicioso… En una fantástica receta del pasado invierno (guiso de garbanzos con bacalao y alioli de ajo negro) os expliqué lo que es, sus beneficios, etc.

En esta receta lo empleamos para formar una pasta que hornearemos sobre el pescado y que le dará un sabor y textura muy buenos, además se tarda en preparar 20minutos en total, 15 de los cuales son el propio horneado del pescado…

Ya sabéis, próxima cena rápida, sana y rica!

Ingredientes (por persona):

  • 1 ración de pescado blanco (he probado con pescadilla y con rodaballo, podéis emplear incluso lomos de merluza congelados, la cuestión es que sea un pescado blanco no grueso)
  • 1 cucharada generosa de mayonesa
  • 2 dientes de ajo negro
  • sal y pimienta

Continue reading

Bizcocho integral 100%

Hola amigos!

Comenzamos semana con una receta de desayuno 🙂 .

Hacía muchísimo que no preparaba un bizcocho en casa, con lo buenos que salen y lo rematadamente fácil que es hacerlos! Cuando elaboramos un bizcocho en casa, aunque no es el desayuno o merienda más sano del mundo, es cierto que estamos contribuyendo a  que nuestra familia o invitados se alimenten con algo bastante más saludable que si fuese una versión comprada.

Sin ánimo de ser una aguafiestas, hoy os voy a contar los ingredientes del famoso bizcocho Mildred de chocolate (que no puede estar más rico, dicho sea de paso, pero es que ese factor no debe ser nuestra guía alimentaria…):

Azúcar, huevos, grasa de palma, harina refinada, cacao, manteca pura, >10 aditivos.

Quizá del listado anterior sólo os parezca “mal” la grasa de palma, pero es que resulta que el azúcar es el primer ingrediente de la lista (cuanto más al inicio significa que más cantidad contiene el producto), cuando en versiones caseras en ningún caso el azúcar es lo que más le ponemos! Por otro lado, tiene una cantidad incluso aburrida de aditivos (conservantes, edulcorantes, aromas, emulgentes…). Total, que o hacemos el bizcocho en casa o debemos ser conscientes de lo que nos estamos comiendo!

Para el bizcocho que hoy os presento, utilicé harina integral y azúcar moreno, para hacerlo más saludable dado que ambas versiones son mejores desde un punto de vista nutricional. El sabor apenas se altera, en mi caso me parece que le da un toque más sabroso de hecho. Probadlo y me contáis!

Os dejo también otras recetas de bizcocho y magdalenas caseros de este blog:

Ingredientes (para 1 bizcocho normal, en molde alargado):

  • 3 huevos
  • 1 yogur entero natural sin edulcorar ni azucarar
  • media medida del yogur, de aceite de oliva (es decir, cuando hayamos vaciado el yogur en el bol, lo llenaremos por la mitad con aceite, y así con los demás ingredientes)
  • 1,5 medidas del yogur, de azúcar moreno
  • 3 medidas del yogur, de harina integral
  • 1 sobre de levadura de repostería (tipo royal, no la de panadería)
  • opcional: ralladura de limón, canela, pepitas de chocolate, un puñadito de copos de avena, pasas, nueces troceadas, arándanos secos…

Preparación:

Precalentamos el horno con calor arriba y abajo a 180º (es esencial mantener esta temperatura: es la perfecta para que no se rompa, “suba” y se cocine de manera homogénea con un ligero tostado por encima).

  • Si tenemos prisa o nos da “pereza”, trituramos todos los ingredientes con una batidora en un bol grande, siendo el último la harina mezclada con la levadura, y dejando los ingredientes “opcionales” sin triturar.
  • Si podemos dedicarle unos minutillos más, queda más esponjoso si lo batimos a mano con unas varillas y pasamos la harina+levadura previamente por un colador grande (lo que se llama “tamizar”). Los ingredientes opcionales los incorporaríamos al final, después de la harina+levadura.

Engrasamos con un hilillo de aceite y un papel de cocina (o con los dedos) un molde rectangular alargado (de cristal tipo Pyrex o de silicona de calidad), y volcamos en él la mezcla.

Introducimos en el horno y lo dejamos aproximadamente 30 minutos, SIN ABRIR EL HORNO (si lo abrimos, automáticamente bajará, sin solución). Pasado ese tiempo, lo abrimos, pinchamos el bizcocho por la parte más gruesa hasta el fondo: si sale limpio, significa que ya podemos apagar el horno y sacarlo; en caso contrario, lo dejaremos 5 minutos más o hasta que salga limpio el cuchillo.

Dejamos reposar 5 minutos para que pierda temperatura, metemos un cuchillo por los lados para ayudar a desmoldar y lo volcamos en una fuente.

Cuando esté un poco más templado, espolvoreamos azúcar glass por encima.

A disfrutar!!!