Ropa vieja

Buenos días a todos!!!

Hace ya bastante tiempo publiqué la receta de las arepas de ropa vieja. La idea en esa receta era ceder el protagonismo a la masa de arepas, ya que es muy versátil y podemos utilizarla con multitud de rellenos.

El sábado pasado preparé en casa ropa vieja (*) y pensé que sería interesante publicarla de forma independiente, ya que es un plato facilísimo, que gusta a todo el mundo y que puede tomarse de mil maneras: sola, con arroz, dentro de tortillas de fajita, dentro de cogollos de lechuga…

(*) Casi siempre que hago sopa aprovecho para meter en la olla express 2 pechugas de pollo y preparar después con ellas ropa vieja, básicamente saco un 3×1 cuando hago sopa:

  1. la sopa (para tomar con fideos),
  2. ropa vieja
  3. y puré de verduras (trituro las verduras cocidas con 1 vaso grande de agua, y listo!).

Eficiencia, y no horas y horas en la cocina!!!

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 2 pechugas de pollo enteras (sin filetear)
  • agua
  • 1 cebolla grande
  • 400 gr de tomate frito (casero o comprado pero de receta casera)
  • especias (1 cucharadita de cada): comino, cúrcuma, orégano
  • 1 cucharadita de sal
  • tabasco (opcional)

Preparación:

Antes que nada, debemos pensar si vamos a aprovechar para hacer una sopita, o bien si simplemente vamos a cocinar las pechugas para ropa vieja… Os recomiendo que hagáis sopa, pero como queráis! En caso de que no hagamos sopa, introduciremos las pechugas de pollo en una olla (preferiblemente express) sumergidas en agua con algo de sal, y cocemos (preferiblemente a presión) durante 30 minutos (si no es a presión, necesitaréis bastante más tiempo).

Al hacerlo de este modo, quedan tan tiernas que se deshilachan ¡solas! Una vez que han terminado, las pasamos escurridas a un tupper bien cerrado y lo agitamos enérgicamente. Veréis que es literal que se deshilachan solas… Si no lo hacéis en una cazuela normal, seguramente necesitéis deshilacharlas con cuchillo y tenedor, o tijeras.

Así es como quedan:

IMG_1488

Mientras se van cociendo las pechugas, picamos en cuadraditos pequeños la cebolla. Tomamos una cazuela/sartén mediana y ponemos a calentar un chorrito de aceite a fuego medio. Pochamos la cebolla durante 10 minutos.

Añadimos el tomate frito y un chorrito de agua (o del caldo de cocer las pechugas, si ya han terminado), la pizca de sal y las especias. Cuando tengamos las pechugas deshilachadas, las añadimos también a la sartén o cazuela, y dejamos todo junto integrándose a fuego suave durante 5 minutos tapado.

20151104_192007_phixr

 

En cuanto al tabasco, os recomiendo que dejéis el botecito en la mesa para que cada cual decida si ponerlo o no (a mí me parece que le da un toque buenísimo!).

➡ Si nos sobra o hemos hecho mucha cantidad, no problem! Se pueden congelar! 

➡ Se puede recalentar sin problema también.

Deja una respuesta...

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s