Ensalada sueca de remolacha

img_2397

Buenísimos días queridos lectores!

No sé en vuestras casas, pero en la mía de toda la vida la remolacha ha tenido una fama bastante regulera... No sé muy bien a qué se debe, pero nunca ha sido un ingrediente que haya sido incluido en nuestros menús!

Desde que me intereso más por el tema nutricional, me estoy animando a probar algunos alimentos que tenía descartados sin ningún tipo de fundamento, “porque sí”, sobre todo cuando leo y releo que poseen propiedades que no deberíamos pasar por alto… Es el caso de la remolacha, con efecto anticancerígeno por su contenido en betanina (un flavonoide-fitoquímico interesantísimo que le confiere su particular color morado “que todo lo tiñe”); también contiene ácido fólico, hierro, fibra… Todo un cóctel de cosas buenas!

El sabor y la textura de la remolacha son, desde mi punto de vista, especiales, razón por la cual creo que me requetechifló esta receta, dado que la presencia de los demás ingredientes hace que no sea tan “notoria”.

Es una receta de mi tía sueca. Siempre nos la ha puesto en Navidad (ya os hablé de la súper comida sueca navideña en este post) pero dados mis prejuicios nunca la probaba, hasta este año, y me ha encantado!!!

Os animo a probarla, no tengáis miedo de lo original de la mezcla de ingredientes porque casan realmente bien!

Ingredientes (para 4-6 personas):

Para la ensalada:

  • 2 bolas de remolacha cocida (en casa o comprada ya cocida)
  • 1/2 manzana mediana
  • 4 pepinillos en vinagre
  • 1 trocito de cebolleta (2 dedos aprox)

Para la salsa:

  • 2 cucharadas de mayonesa
  • 1 cucharadita de mostaza (preferiblemente de dijon, francesa, fuerte)
  • 1 cucharadita de eneldo (fresco o seco)
  • 1 cucharadita de curry en polvo

Continue reading

Crema suave de alcachofas

img_2393

Buenos días lectores!

Nunca hubiese pensado que las alcachofas quedaban bien en crema… no sé bien por qué tenía ese prejuicio, ya que me encantan en general, tanto a la brasa como con salsita de cebolla y jamón o gambas, en risottosoufflé o lasagna… Pero en crema se me hacía raro!

Mi cambio de perspectiva se produjo en diciembre, al probar una crema de alcachofas en el restaurante que hay en Fortnum&Mason en Londres (que os recomiendo muchísimo!), me pareció ESPECTACULAR y decidí que la probaría lo antes posible. Poco después, la web de El Comidista me lo puso más fácil, al publicar una serie de propuestas fáciles para cocinar en la cena de Nochebuena.

Os recomiendo encarecidamente que probéis esta crema, es súper suave, fácil de hacer (NO OS PERDÁIS EL TRUCO FACILITADOR DE ESTA RECETA), y además nos aporta todos los beneficios de las alcachofas, que no son pocos dados los nutrientes que contiene:

  • Ayuda a digerir las grasas
  • Reduce el colesterol y triglicéridos
  • Es diurética (por tanto depurativa, ayuda a expulsar toxinas, y previene problemas de riñón)
  • Al tener bastante fibra, regula nuestro tránsito y además nos ayuda a tener menos hambre

Ingredientes (para 6 raciones):

  • 2 paquetes de alcachofas congeladas, en trozos o corazones – este es EL truco de la receta:
    • si las compramos frescas habrá que limpiarlas, lo cual es tan engorroso que nos puede disuadir de hacer la receta, y además siempre quedarán fibras que no querremos encontrar en nuestra crema!
    • si no os he convencido, simplemente limpiad las alcachofas quitando las partes más duras y al final de la receta, después de triturar la crema, coladla (con colador chino o pasapurés)
    • no sirven las alcachofas en conserva ni en aceite, ya que llevan líquidos que no queremos apreciar en esta receta
  • 1 cebolla grande
  • 1 patata mediana
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta
  • agua
  • opcional: 100 g de piñones o almendras tostadas para poner por encima

Continue reading

Crema de apio

20161020_205542

Muy buenos días a todos!

Hoy es festivo en Madrid, yupiiiiiii!!! Con este frío, estaréis conmigo en que lo que más apetecen son platos bien calentitos a todas horas; pues bien hoy os traigo una cremita de verduras nueva que seguro que os va a encantar!

El apio tiene muchísimas propiedades muy buenas para nuestro organismo (es diurético, bueno para la tensión y el estómago, disminuye el colesterol…), aparte de aromatizar todos los platos un montón.

Si tuviese que buscarle una pega al apio sería que es un poco petardo pelar las ramitas, peeeero para esta receta esta molestia desaparece, ya que haremos la crema tal cual y al final de todo la pasaremos por un colador chino o un pasapurés y nos ahorramos la tarea 🙂 .

Allá vamos!!!

Ingredientes (para 6 raciones):

  • 1 manojo de ramas de apio (unos 600 gr)
  • 1 cebolla ó 2 puerros
  • 1 patata
  • agua
  • sal o pastilla de caldo sin aditivos
  • 50 gr aceite de oliva
  • opcional: 2 quesitos

Seguir leyendo…

Calabacines rellenos de marisco y verduras

 

img_20161102_153036

Hola amigos!

Hoy os traigo una receta de mi madre, es de los platos más buenos que he probado últimamente, os los recomiendo muchísimo!

Son unos calabacines rellenos (que podéis sustituir por berenjenas, en cuyo caso habrá que asarlas en el horno en lugar de cocerlos, como explicaba aquí), pero lo especial de aquí es la delicadeza y a la vez potencia del sabor del relleno. Lo he titulado “rellenos de marisco“, aunque en realidad vamos a utilizar atún y mejillones de lata, porque así lo hizo ella y porque son ingredientes normales de cualquier despensa.

OJO: Mis calabacines son redondos porque los vi en Lidl y me parecieron muy bonitos, pero la receta vale perfectamente con calabacines alargados normales!

Vamos allá! 🙂 🙂 🙂

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 4 calabacines normales u 8 redondos
  • 1 ó 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla o puerro
  • 4 cucharadas de tomate frito (casero o comprado de receta casera sin aditivos)
  • 2 latitas de atún (al natural o en aceite)
  • 1 latita de mejillones (al natural o en escabeche o salsa de vieiras…)
  • 100 ml de vino blanco
  • Opcional: más verduras que queráis como pimiento verde, apio y/o zanahoria
  • Queso y/o pan rallados

Seguir leyendo…

Tomate frito (salsa de tomate)

 

img_20161025_102424

Buenos días amigos!

Es curioso que después de tanto tiempo con el blog, hablando de tomate frito por aquí y por allá (lo utilizo mucho!), nunca os he puesto la receta!!! La verdad es que un 50% de las veces utilizo tomate frito comprado, ESO SÍ, siempre sin aditivos, sólo los ingredientes que figuran en la lista de debajo, como el de mercadona de receta casera. El resto de las veces utilizo mi propia salsa de tomate, que elaboro con tomate natural triturado de lata, o con tomates frescos de verano. Esta vez ha sido la segunda de las opciones la que me ha pasado, al haber pasado un fin de semana en La Rioja 🙂 .

Para hacer salsa de tomate, por tanto, podemos emplear:

a) Tomates naturales: comprados en verano, de la variedad pera o canarios, y/o siempre que podáis acceder a tomates buenos de alguna huerta…

b) Tomate (crudo) triturado en lata: en caso de no ser posible lo anterior.

Antes de pasar a daros mi receta, os comento 2 cosillas más, importantes:

  • La salsa que os propongo es tomate frito sin más (ojo, espectacular), pero si queréis darle más vidilla podéis ponerle ajito, cebolla, orégano… en cuyo caso los pocharíamos 5 minutillos antes de volcar el tomate en crudo. Obtendríamos una salsa más tipo italiana, que puede encajar con algunas recetas pero no siempre (por ejemplo si queremos el tomate para un curry indio, no pega nada, pero para una pasta bolognesa o para rellenar berenjenas genial!).
  • La salsa de tomate es súper sana, aunque pensemos que tiene mucho aceite o que los tomates están cocinados durante mucho tiempo. La razón es el “licopeno”, un elemento anticáncer presente en los tomates que para que se absorba requiere que se disuelva en una grasa y que se cocine a altas temperaturas (por encima de 100º) –> es decir, justo lo que hacemos al preparar salsa de tomate!

Al final del post os cuento cómo conservar nuestra salsa de tomate frito.
Seguir leyendo…