Tacos de ternera y frijoles refritos

img_2240 img_2238

Hola queridos lectores!

Ya estoy empezando a hacer uso de tooodos los ingredientes que compré en mis viajes de trabajo a las Américas el pasado julio.

En esta ocasión, tenía ganas de preparar unos tacos mexicanos y a su vez utilizar los frijoles que compré en Perú. Además, me encontré con una carne guisada que tenía en el congelador esperando ser consumida y me dije: esta es la mía! Salió un plato para chuparse los dedos, no os voy a engañar.

Ingredientes (para 4 personas):

  • 400 gr de filetes de ternera
  • 100 gr de alubias negras secas (frijoles) – si no encontráis, podemos utilizar judías cocidas pero siempre oscuras
  • 1 cebolla
  • 1 tomate
  • 1 pimiento verde
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cayena, copos de chile o una cucharadita de chile molido
  • comino
  • pimienta molida
  • aceite de oliva
  • agua
  • sal
  • tortillas para fajitas (os recomiendo sin duda las de maíz)
  • opcional: guacamole, salsa chipotle


Preparación:

Comenzamos cociendo los frijoles. Es recomendable que los dejéis la noche antes en remojo en abundante agua, pero si no no os preocupéis. Los ponemos en una olla express con abundante agua fría con sal y laurel y los dejamos cociendo a presión durante 30 minutos (si estaban remojados) o 45 minutos (si no lo estaban). Ese es el tiempo que me tardaron a mí, pero con las legumbres nunca se sabe ya que depende entre otras cosas de cuánto tiempo lleven envasadas (en casa y/o en el supermercado…).

Mientras tanto vamos preparando el resto del relleno. Para ello, pochamos en una sartén grandecita con un chorrito de aceite a fuego medio la cebolla y el pimiento cortados en cuadraditos. Cuando lleven 10 minutos añadimos el tomate cortado en cuadraditos y dejamos que se cueza despacito removiendo de vez en cuando. Después, añadimos la carne (previamente cortada en trocitos o tiras) y la doramos a fuego fuerte por todos lados. Añadimos las especias (excepto la cayena) con generosidad, y sal. Si os gusta, poned unas gotitas de tabasco.

En principio las alubias ya deberían haber terminado. Abrimos con cuidado la olla y vemos si están: el punto de la alubia que perseguimos es aquel en el que, al presionarla entre dos dedos, cede sin resistencia. Si no está así, volvemos a cerrar la olla y lo dejamos otros 10 minutos más. Escurrimos las alubias y reservamos un cacito del líquido sobrante de la cocción (lo necesitaremos más adelante). En la propia olla express ya vacía, calentamos un chorrito de aceite de oliva a fuego medio y le agregamos el chile molido/copos de chile/cayena picada y, acto seguido, incorporamos las alubias y una pizca de sal. Removemos al tiempo que aplastamos un poco con un tenedor o con un machacador. Incorporamos parte del líquido reservado hasta obtener un puré suave y cremoso, pero compacto.

Incorporamos esta mezcla deliciosa a la cazuela de la carne, y ya tenemos listo nuestro relleno

Ya sólo queda calentar las tortillas. Mi método favorito es en una sartén súper caliente, sin aceite y vuelta y vuelta.

Podéis acompañarlas con guacamole o alguna salsita que os guste, como chipotle.

A disfrutarrrr!!!!!

Deja una respuesta...

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s