Untable de escalibada y queso de cabra

20170226_142426

Hola queridos lectores!

Esta receta es de esas facilonas facilonas pero ricas ricas… Se me ocurrió como consecuencia de varias cosas:

  • Primero, tenía en casa (sin saber qué hacer con ella) media tarrina de mascarpone de cuando hice las famosas fresas con mascarpone.
  • Segundo, tenía un bote de conserva de escalibada gourmet, de mi cesta de navidad de empresa.
  • Tercero, hace tiempo había un restaurante fantástico cerca de mi casa (La Alternativa, creo que hay más por Madrid) en el que pedíamos siempre un plato que era escalibada con queso de cabra, por lo que tenía grabado a fuego en mi cabeza que son 2 sabores que combinan a la perfección…
  • Y cuarto, que venía gente a casa y tenía ganas de hacerles algo original!

Os recomiendo mucho que probéis esta mezcla, tanto con ingredientes caseros como comprados (de buena calidad). Podéis triturarlos y hacer este untable o bien dejarlos por separado y poner como ensalada o con tostas.

Ingredientes (sale un cuenco como para 8 personas de aperitivo):

  • 1 bote de escalibada o de pisto (ó 300-400 gr de lo mismo pero casero)
  • 1/4 de rulo de queso de cabra (aprox 50 gr – lo venden en todas partes, incluso de marca blanca)
  • 100 gr de queso mascarpone o de philadelphia natural
  • Para acompañar: tostas a vuestro gusto, pitta, palitos de zanahoria, apio o pepino…

Preparación:

➡ Si el pisto/escalibada tiene mucho líquido/grasa, lo escurrimos con un colador o simplemente lo sacamos del recipiente donde venga con ayuda de una espumadera. Esto lo hacemos porque si no el untable quedará demasiado líquido.

Colocamos todos los ingredientes de la receta en un vaso apto para batidora, y trituramos hasta obtener una crema homogénea.

Ya está!

Dificilísimo, verdad??

Si os sobra, queda genial como base de un bocadillo al que podéis añadirle rúcula u otro verde y tomate, por ejemplo, ya que es muy sabroso!

 

Alubias guisadas light

img_2349

Hola amigos!

Hace no mucho os comentaba lo fan que soy de las legumbres. En este post os comentaba el por qué, así como sus maravillosas cualidades, entre las cuales están no ser calóricas! Lo calórico es cuando le añadimos otros ingredientes pesados como tocino, chorizo, morcilla, panceta… pero si ponemos otros ingredientes más ligeros y potenciamos el sabor con especias (si ponemos mucho pimentón, ni notamos la ausencia de chorizo), obtenemos un resultado de 10 en todos los sentidos. Como se puede apreciar en la foto, están súper espesitas y jugosas, y el sabor ya os lo cuento yo… además, ayer las cenamos y nos sentaron estupendamente!

Os reto a comprobarlo con este guiso de alubias light!

Ingredientes (para unas 4 raciones):

  • 250gr de alubias (pesadas en seco)
  • 1 cebolla mediana
  • 1 tomate o 4 cucharadas de tomate frito (casero o comprado pero sin aditivos)
  • 1 pimiento verde o 1 zanahoria pequeña
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharada de pulpa de pimiento choricero (opcional pero recomendable, la venden en botes de cristal, en mercadona la tienen!)
  • 2 hojas de laurel
  • pimienta negra
  • 1 cucharada de pimentón (dulce, picante o mezcla)
  • aceite de oliva
  • 2 cucharaditas de sal o 1 pastilla de caldo natural
  • 1 cucharada de arroz (opcional pero recomendable para que sea más nutritivo)

Preparación:

Dejamos las alubias en remojo la noche antes, o unas 10-12 horas, en agua fría y que las cubra unos 4 dedos. Conviene lavarlas antes por si traen impurezas, y así podremos quedarnos con el agua del remojo y sus propiedades 🙂 .

Cuando vayamos ya a cocinar todo, echamos las alubias en una cazuela, olla express o cocotte con el agua del remojo.

Picamos fino el ajo y cortamos en 2 trozos la cebolla, el tomate y el pimiento/zanahoria (queremos que queden casi enteros porque luego los trituraremos y nos conviene, por tanto, que estén enteritos para localizarlos bien). Agregamos a la misma cazuela/olla de las alubias todos esos ingredientes y los demás señalados en la receta.

Cubrimos el contenido con algo más de agua de forma que lo cubra todo 2 dedos aprox.

Tapamos.

  • Si hemos escogido hacerlas en olla express, tapamos la olla, dejamos a fuego máximo hasta que suban los 3 aros y en ese momento bajamos a fuego medio-bajo, durante 25 minutos. Pasado el tiempo, dejamos que se despresurice la olla sola, la abrimos y si están blanditas ya están. Si no, cerramos y dejamos 5-10 minutos más (a ojo vemos si les falta muchíiiiisimo o solo un poquito), de hecho si les falta sólo “un pelín” podemos dejarlas cocinando sin la tapa de presión!
  • Si las hacemos en cazuela o cocotte normal, tapamos dejando una pequeña abertura y dejamos a fuego medio removiendo con muchísimo cuidado de vez en cuando. Tardará entre 1 y 2 horas, depende muchísimo del tipo de legumbre y el tiempo que llevase empaquetada…

Quizá os llame la atención que al abrir la olla no encontramos un guiso meloso, sino todo cocido por separado y el agua coloreada: no os preocupéis, a continuación os doy el truco infalible para obtener ese deseadísima cremosidad!!! Eso sí, si vieseis que hay demasiada agua, sacadla y quedaros con una cantidad que consideréis razonable para que sea un plato de cuchara espesito, no líquido.

Cuando terminen de cocinarse las alubias en sí (que estén blanditas, tiernas), sacamos de la olla las verduras, una cucharada de alubias y 2 de caldo, y lo trituramos con una batidora. Lo añadimos a la cazuela con las alubias, removemos y lo dejamos terminar de cocinarse 5 minutos más tapado a fuego medio-suave. De esta forma, se van integrando todos los ingredientes.

Y ya tenemos listo nuestro guisito rico rico, sano y sin excesos de calorías!

➡ Con una cucharada de arroz blanco puesto encima (cocinado aparte) están buenísimas, y son mas nutritivas!

Perfectamente congelable tal cual, en cuanto se enfríe lo metemos en un bote de cristal, tupper o bolsa de congelación, y ya está!

➡ Tomad de postre una fruta como una naranja, mandarina o cualquier fruta con vitamina C, así aprovecharemos el hierro que contienen las alubias.

Patatas en salsa verde con chirlas

img_2336

Buenos días lectores!

Hoy os traigo un guisito rico tradicional que he aprendido a hacer con muy poco esfuerzo en la olla express, aunque podéis prepararlo en una cazuela normal sin problema!

Es súper sabroso, en salsa verde y con toda la potencia de las chirlas o almejas. Os sirve de plato único estupendamente: contiene todos los nutrientes necesarios y es muy saciante!

Mi fuente en esta ocasión ha sido el súper libro de recetas para olla express de Cristina Galiano, estoy aprovechándolo tanto!!!

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 800 gr de patatas de la mejor calidad posible
  • 2 pimientos verdes de los finos
  • 4 dientes de ajo 
  • 1 cebolla  mediana
  • 1 malla de chirlas o de almejas
  • 100 ml de vino blanco  
  • 1 puñado de hojas de perejil (os recomiendo las bolsitas de perejil picado congelado, son súper prácticas!)
  • 1 hoja de laurel 
  • 1 cucharaditas de sal
  • pimienta
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 100 ml de agua

Seguir leyendo…

Bacalao con pimientos asados

img_2328  img_2324

Helloooo!

La pasada semana os mostraba cómo hacer facilísimamente pimientos asados en casa. Esta semana vamos a darles algo de uso, ya que aunque estén riquísimos así solitos o con pan, queso o ensalada, también funcionan genial en platos calientes como este que os propongo hoy.

Podéis hacerlo con pimientos asados comprados, pero por favor mirad que no lleven aditivos porque el regustillo que dejan lo estropean, en mi opinión… Yo los compro en pueblos o en sitios gourmet o similares.

Ingredientes (para 2 raciones):

  • 2-4 lomos de bacalao en su punto de sal (de los que vienen congelados y desalados)
  • 1 chorro de agua (como medio vaso, unos 100ml)
  • 1 chorro de vino blanco (como medio vaso, unos 100ml)
  • 8 tiras de pimientos asados (caseros, siguiendo mi receta, o comprados de los buenos)
  • un poquito de harina
  • 1 cucharada de pimentón (dulce o picante)
  • 2 dientes de ajo
  • sal
  • aceite de oliva

Seguir leyendo…

Pimientos asados

20161025_195737  20161025_222208

Hola amigos!!!

¿Os gustan los pimientos asados? ¿Sabéis que se pueden hacer en casa súper fácilmente? Para mí ha sido un gran descubrimiento, ya que hasta ahora sólo los tomaba en restaurantes o en casas de gente que “se los curraba”, ya que los de bote generalmente me saben al demasiado al producto químico con el que se conservan…

Si os pasa como a mí, no os perdáis la receta de hoy. Os recomiendo hacer una cantidad considerable, total, sólo hay que poner los pimientos tal cual al horno y dejarlos asarse, y después podéis conservarlos en nevera o congelador muchísimo tiempo!

Los hemos tomado en ensalada con tomate y melva, con bacalao con pimientos (lo publicaré enseguida!), como guarnición de filete a la plancha, en tostas con queso de cabra… Riquísimos!

Ingredientes:

  • un mínimo de 4-6 pimientos rojos y/o verdes de los grandes y carnosos (no los que dicen “de freir”, básicamente porque los de freír tienen mucha piel y poca carne)
  • un chorrito de aceite de oliva
  • varios dientes de ajo (opcional, sólo para slowcooker – os lo explico más adelante)
  • sal (opcional)

Seguir leyendo…