Freidora de aire: sí o no? Para qué?

Hola amig@s!

Hace unos meses os mostré en Instagram que una amiga me había dejado su freidora de aire (o “air fryer”). Me invito a merendar y, al ver su freidora, le pregunté qué tal era, ya que últimamente no paraba de verla en todo tipo de blogs, perfiles de Instagram, revistas, etc. Su respuesta fue: «llévatela un tiempecito y me dices, nosotros no tenemos muy claro si vale la pena o no». De modo que así procedí, volviéndome a mi casa tan feliz con el cacharrito.

Tras más de 2 meses utilizándola bastante, siento que puedo compartir mi opinión, e incluso daros recetas (al final del post).

Vamos allá…

NOTA: os recuerdo que tengo otros posts sobre cacharritos de cocina:

Qué es una freidora de aire? Por qué están de moda? Cómo funcionan?

Se trata de un electrodoméstico que consta (a nuestros ojos) de 3 partes visibles: el cuadro de mandos (los numeritos de temperatura y tiempo); una cubeta y una cestita. En ella ponemos nuestros ingredientes y, por acción de aire muy caliente, éstos se cocinan con resultados intermedios entre un horno y una freidora.

Son relativamente baratas (desde 50 euros las tienes) y están muy de moda últimamente como sustitutas de las freidoras, ya que se conocen cada vez más los efectos perjudiciales que tiene para la salud de someter el aceite a altas temperaturas, y peor aún, de hacerlo sucesivas veces.

Vale la pena comprarse una?

Depende… fundamentalmente de 5 cosas:

  • Si tienes horno o no:
    • si no tienes horno, te servirá un montón (considerar también los otros factores de debajo), ya que los resultados que ofrece son muy parecidos a los del horno, y encima es portátil.
    • si tienes horno, la verdad es que puedes hacer todas las recetas en él en lugar de en esta freidora, con casi idénticos resultados.
    • las ventajas que le veo frente al horno son: que se tarda menos tiempo (además por lo general no es necesario precalentar), y que gasta menos electricidad (al ser más pequeña y tardar menos)
  • El espacio – ocupan bastante espacio, son aproximadamente del tamaño de una thermomix o de una freidora tradicional grande. Si tienes una cocina grande o un espacio para ello, puede que te dé igual, pero es importante porque es de verdad bastante armatoste.
  • Personas que comen en casa – al ser la cubeta de la freidora bastante pequeñita, no caben por ejemplo patatas fritas o salmón a la plancha para más de 2 personas
  • Tipo de platos que suelas hacer – si eres “muy de freidora”, es decir, en tu casa tomáis mucha croqueta, patatas fritas, varitas de pescado etc, te puede suponer una muy buena solución en términos de salud. Si no sueles comer esas cosas, no parece que este electrodoméstico vaya mucho contigo!
  • Lo perezoso que seas limpiando – debido a su tamaño y la forma que tiene de cocinar, se suelen introducir los ingredientes “tal cual” dentro de la freidora, de modo que hay que limpiarla muy bien cada vez, tanto la cesta como la cubeta. Esto, frente al horno, representa una diferencia, ya que en él puedes meter una fuente o papel de hornear y listo!

Y tú, te la vas a comprar?

Personalmente, aunque somos dos personas, considerando que tengo horno, una cocina muy pequeña en la que ya ocupan mucho espacio la thermomix y la Crockpot, que no somos “muy de freidora”, y que somos bastante perezosos en lo que lavar a mano se refiere… no creo que me la compre, al menos de momento. Aunque he de reconocer que la hemos disfrutado un montón!

Hay diferencias entre unas y otras?

Sí, y bastante, tanto en calidad (duración) como en las funciones que tienen.

Por ejemplo, una muy clave: muchas no tienen la función de “remover”, lo que hace que en casi todas las recetas haya que abrir la freidora una o varias veces para remover y asegurarnos así de que esta todo homogéneamente cocinado, y no crudo por un lado y quemado por el otro. Tampoco es que sea un gran esfuerzo, pero si os vais a hacer con una nueva, os recomiendo que tenga esa función.

Al parecer, las de la marca Ikohs y la de Philips van muy bien.

Qué recetas has probado que salgan bien? Cómo adaptar “nuestras recetas” a la freidora de aire?

Como indicaba antes, os pongo simplemente platos, su tiempo y su temperatura. Si de alguna tengo en el blog, os las enlazo; si no, os animo a buscarlas por internet o a adaptar las que soláis seguir en casa con vuestra freidora tradicional 🙂 .

Notas antes de leer el listado inferior:

  • Los tiempos son orientativos, depende mucho de lo grueso que estén cortados los alimentos, la temperatura a la que estuviesen (nevera o no), etc; de modo que os recomiendo seguir mis indicaciones y poned minutos adicionales después en caso de verlo necesario
  • Si vuestra freidora tiene la función “remover”, ignorad mis comentarios sobre “remover de vez en cuando”.
  • En todos los casos, los ingredientes deben ir pintados/espolvoreados con aceite de oliva; os recomiendo para ello el spray de aceite de oliva que venden en mercadona o similares.

Ahora sí que sí, vamos allá!

  • Patatas fritas (prácticamente “cuelan” como tal) – 20 minutos a 180 grados, removiendo cada 5
  • Boniatos asados especiados (quedan idénticos a los del horno) – 20 minutos a 180 grados, removiendo cada 5
  • Bastoncitos de berenjena empanados (los típicos que se les pone un poco de miel al servir) – 7 minutos a 200 grados
  • Varitas de merluza empanadas (tipo Pescanova pero mejor hacedlas caseras) – 10 minutos a 200 grados (darles la vuelta a mitad)
  • Nuggets – 15 minutos a 200 grados (darles la vuelta a mitad)
  • Coliflor especiada crujiente (cortada en ramilletes pequeños) – 10 minutos a 180 grados
  • Salmón “a la plancha” – 10 minutos a 200 grados, con la piel pegada a la freidora, y precalentando antes 10 minutos
  • Falafel – 15 minutos a 180 grados (darles la vuelta a mitad)
  • Tofu marinado y crujiente – 10 minutos a 200 grados (darles la vuelta a mitad)
  • Rollitos primavera – 6 minutos a 200 grados (darles la vuelta a mitad)
  • Palitos de calabacín con rebozado de parmesano – 10 minutos a 200 grados (darles la vuelta a mitad)
  • Croquetas – 10 minutos a 170 grados, habiendo precalentado antes 10 minutos a esa temperatura
  • Tostar frutos secos – NO HACE FALTA PONERLES ACEITE – 180 grados y el tiempo depende del fruto seco, aunque de media unos 8 min; remover pasada la mitad del tiempo
  • Madgalenas pequeñas (minimuffins) – NO HACE FALTA PONERLES ACEITE – 15 minutos a 180 grados (mejor, precalentando 5 minutillos a esa temperatura)
  • Avena horneada (tipo porridge pero que suele dar más pereza ya que requiere un largo rato de horno, que por las mañanas no solemos tener) – NO HACE FALTA PONERLES ACEITE – 8 minutos a 200 grados.

Esto es todo! Espero que os haya sido útil el post para decidiros a comprar una o no, y a los que ya la tenéis, para daros más ideas de uso!!!

Deja una respuesta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.