Berenjenas rellenas de bolognesa

Buenos días amigos!

Las berenjenas rellenas de bolognesa son de esos platos que triunfan en casi todas las casas, son tan jugosas y sabrosas!!! Es estupendo porque adultos y niños, amantes de verduras y reticentes a ellas, estamos comiendo verduritas y disfrutando de un platazo tradicional.

El otro día hice una graaaan compra de carne variada y, entre otras muchas cosas, compré carne picada.

Como os he indicado muchas veces, es recomendable evitar comprar carne picada “de bandejita”, es mejor que la pidamos en la carnicería escogiendo nosotros el trozo (de ternera, cerdo o pollo, o mixta) y que nos lo pasen 2 veces por la picadora.

Comprar carne picada en bandejas es muy socorrido (y lamentablemente es la única opción en algunos supermercados), pero lamentablemente además de carne lleva un porcentaje de aditivos, agua, harina y demás que los ponen por obligación legal y porque si no lo hacen la carne se pone mala enseguida.

La cuestión es que os recomiendo comprar bastante cantidad (en mi caso, somos 2 y compro 1kg) y aprovechar para cocinar bastantes recetas y congelar después. Por ejemplo, este fin de semana con la mitad preparé mi súper pastel de carne express (carne picada+ medio sobre de sopa de cebolla, al horno 30min y listo), y con el resto salsa bolognesa y las berenjenas que hoy os cuento…

NOTA: No os perdáis las recomendaciones del final de la receta, son muy buenas!!! 😉

Ingredientes (para 2-3 personas):

  • 2 berenjenas medianas
  • 300 gr de carne picada
  • 200-400 ml de tomate triturado o frito
  • 1/2 cebolla
  • 1 zanahoria, apio o un puñado de champiñones
  • orégano
  • sal
  • pimienta
  • aceite de oliva


Preparación:

Comenzamos poniendo a cocinar las berenjenas.

Opción 1) En el microondas. El sabor es prácticamente el mismo y es bastante más rápido que hacerlas en el horno, pero necesitareis tener un estuche de vapor como este. Lavamos las berenjenas, las cortamos por la mitad a lo largo y les hacemos unos cortes en la pulpa. Las ponemos en el estuche y programamos 8 minutos en el microondas. Abrimos y comprobamos que la pulpa esté bien tierna (si no es el caso, programamos otros 2 minutos).

Opción 2) Asarlas. Para ello, precalentamos el horno a 200º con calor arriba y abajo. En una bandeja de horno colocamos las berenjenas cortadas por la mitad (longitudinalmente), las ponemos con la pulpa hacia arriba, les hacemos unos cortes profundos en forma de rombo y rociamos con un poquito de aceite de oliva.

Las metemos al horno durante unos 20-30 minutos, hasta que pinchándolas con un cuchillo estén muy blanditas.

Mientras tanto, vamos preparando el relleno.

En una cazuela o cocotte, ponemos un chorro de aceite de oliva a fuego medio y agregamos la cebolla y zanahoria/puerro/champiñones picados en cuadraditos muuuy pequeños. Lo pochamos todo 10 minutos, alternando tapa abierta y cerrada.

Posteriormente agregamos la carne y la doramos ligeramente.

Añadimos la salsa de tomate, la sal, la pimienta y el orégano (mucho!), y removemos bien. Bajamos el fuego un poquito y dejamos durante 30 minutos si era tomate triturado (crudo) u 8 si ya estaba frito. Removemos de vez en cuando.

Una vez tengamos las berenjenas tiernas, las sacamos del horno o microondas y con cuidado sacamos la pulpa y la incorporamos a la cazuela de la salsa. Yo suelo valerme de un cuchillo, un tenedor y una cuchara, no es siempre fácil extraer la pulpa sin romper la piel! Nos quedamos con la piel de la berenjena a modo de barquita, que es lo que luego rellenaremos.

Lo dejamos cocinar todo junto un poquito más para que se impregne bien todo, y si lo vemos con poca salsa podemos añadir unas cucharadas más de tomate frito.

Finalmente rellenamos las berenjenas con nuestra estupenda salsa, y ya están listas para comer!

➡ Si queréis darle un toque de muerrrte, ponedles un poco de queso parmesano o de gratinar por encima y metedlas al horno hasta que se dore. Brutal!

➡ Esta receta suelo prepararla cuando hago bolognesa, de forma que hago un cazuelón de bolognesa y utilizo una parte para rellenar las berenjenas.

Si os sobra relleno, utilizadlo como salsa para una pasta o como relleno de unos burritos (podéis darle más toque mexicano poniendo especias como pimentón, comino, pimienta… y un chorrito de tabasco!).

Se puede congelar tanto la salsa sola como las berenjenas tal cual (una vez enfriadas, claro está).

➡ Si os gustan más cremosas aún, podéis añadirle unas cucharadas de bechamel.

5 Comentarios

Deja una respuesta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.