Pisto con garbanzos

Buenos días a todos!

Hoy os traigo una receta DELICIOSA y súper nutritiva. Se me ocurrió un día que tenía pocas cosas en casa y la mezcla fue un triunfo!  Con ella solucionamos con un solo plato la comida o cena, tanto en casa como para llevar al trabajo… Si os quedáis con ganas de más, podéis añadirle una cucharada de arroz blanco a cada ración.

Si sois de los que vais con prisas, dos versiones rápidas serían:

  • Tener el pisto cocinado y congelado de otras veces (como os contaba en esta receta, es muy útil hacer mucha cantidad de pisto y guardarlo en tarros de cristal en el congelador para utilizarlo cuando vayamos mal de tiempo)
  • Comprar un buen pisto de lata como el de la marca Hida.

Si optáis por una de esas 2 opciones, la elaboración de este plato consiste simplemente en mezclar pisto+garbanzos en un cacito y ponerlos a calentar juntos 10 minutillos… Difícil, ¿verdad?

En cualquier caso, os pongo la receta completa, que no os llevará más de 45 min en total.

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 300 gr de pimientos rojo y verde (a vuestra elección la proporción) – podéis sustituirlo por una berenjena
  • 1 cebolla grande
  • 1 calabacín
  • 80 ml de aceite de oliva (sí, es mucho aceite, pero el pisto es así)
  • 400 gr de tomate crudo triturado (NO frito, de lata pero crudo o natural)
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 pellizco de pimienta
  • 1 bote grande de garbanzos cocidos (400 gr)

Continue reading

Berenjenas con tomate (extratiernas pero no grasientas)

Buenos días!

Como os comenté la semana pasada, hemos pasado el puente en Roma. Allí descubrimos algunos platos que nos chiflaron, pero con lo que más disfrutamos fue con platos que habíamos probado mil veces pero cocinados de forma excelente… Fue el caso de los espaguetti carbonara, los tagliatelle al ragu, y estas berenjenas que hoy os presento. Fueron el acompañamiento que venía en un plato de pez espada que estaba de 10 (en el restaurante Osteria la Gensola, en el bohemio barrio Trastevere, os lo recomiendo muchísimo!).

Me quedé perpleja cuando las probé, de modo que empecé a investigar cómo podían hacerlas así, tan cremosas pero sin sensación de grasa (las berenjenas absorben el aceite de una forma alucinante, por eso hay que saber cocinarlas bien!). Tenían pinta de hacerse a baja temperatura durante muchas horas, como poco…

Pues bien, recién aterrizada en Madrid de repente veo en la web de El Comidista la receta de berenjenas no grasientas… ¡No daba crédito! Así que me dispuse a prepararlas, y hoy lo comparto con vosotros, no os vais a creer lo fácil que es!

Ingredientes (como acompañamiento para 3 personas):

  • 1 berenjena
  • 1 lata pequeña de tomate frito (os recomiendo la marca Hida, buenísimo, natural y con menos azúcar que otros)
  • agua
  • aceite de oliva
  • sal
  • opcional: orégano, albahaca, queso parmesano rallado

Preparación:

Comenzamos quitando el pedúnculo a las berenjenas y cortándolas en rodajas de 1 dedo de grosor (es interesante que queden gruesas para que sean melosas).

Tomamos una cazuela (a poder ser, baja), ponemos a calentar a fuego medio dos cucharadas de aceite y añadimos las rodajas de berenjena (no todas tocarán el fondo, algunas deberemos ponerlas amontonadas). Subimos el fuego y dejamos 3 minutos dándoles la vuelta a la mitad (para que se doren un poco todas).

Pasado ese tiempo, echamos 1 chorrito de agua (unas 4 cucharadas), volvemos a bajar a fuego medio, tapamos (para generar vapor) y dejamos así 4 minutos. Pasado ese tiempo deberían estar muy tiernas, aunque no del todo porque aún falta 1 pasito.

Damos la vuelta a las berenjenas y repetimos lo anterior: agua, fuego medio, tapar.

Cuando estén listas, añadimos el tomate frito y cocemos destapadas y a fuego medio-alto hasta notar que se evapora el líquido. Salpimentamos si es necesario.

Cuando sirvamos, añadimos el queso y la albahaca/orégano, y a disfrutar!!!

Se pueden tomar solas como primer plato, como guarnición de carne o pescado, con arroz u otro cereal (quinoa, cuscús…), o con pasta (ojito con  la pasta alla norma, ya la publicaré cuando me anime a probarla!!!).

Guiso de judías mungo

img_2417

Buenos días queridos lectores!

Tras unos días de espejismo primaveral, parece que el tiempo en Madrid vuelve a la normalidad… es decir, fresquito!

Tampoco está mal irnos despidiendo del invierno y hacer nuestros últimos guisitos calientes con legumbres, no? Lo confieso: tengo una especie de obsesión con las legumbres, las comería todos los días, y por tanto no paro de buscar legumbres nuevas y salsas nuevas, porque realmente me parecen tan saciantes, sabrosas, sanas y versátiles que no podemos desaprovecharlas!

Un día haciendo la compra vi una legumbre nueva para mí: judía mungo, también llamada “soja verde”, aunque no tiene nada que ver con la soja. Se trata de una legumbre que en el paquete es verde clarita, de tamaño intermedio entre una alubia y una lenteja:

20170218_101343

Nutricionalmente son súper interesantes, como todas las demás legumbres (ver estos beneficios en este post). Su sabor es parecido a las lentejas, aunque la verdad es que para mi gusto toman el sabor del guiso que les pongas, que en este caso es muy parecido al de las lentejas estofadas tradicionales.

Adelante!!!

Ingredientes (para 6 raciones):

  • 350 gr de judías mungo (soja verde)
  • media berenjena mediana
  • 1 zanahoria mediana
  • 1 puerro o media cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharada de pimentón dulce y/o picante
  • 2 cucharaditas de sal
  • agua
  • 1 chorro de aceite de oliva

Continue reading

Berenjenas rellenas de bolognesa

img_2320

Buenos días amigos!

El otro día hice una graaaan compra de carne variada y, entre otras muchas cosas, compré carne picada. Como os he indicado muchas veces, es conveniente que compremos carne picada en la carnicería, escogiendo nosotros el trozo (de ternera o cerdo o pollo, mitad y mitad) y que nos lo pasen 2 veces por la picadora. Comprar carne picada en bandejas es muy socorrido (y lamentablemente es la única opción en supermercados), pero nos encontramos con que además de carne lleva un porcentaje de aditivos, agua, harina y demás que los ponen por obligación legal y porque si no lo hacen la carne se oscurece enseguida.

La cuestión es que os recomiendo comprar bastante cantidad (en mi caso, somos 2 y compro 1kg) y aprovechar para cocinar bastantes recetas y congelar después. Por ejemplo, este fin de semana con la mitad preparé mi súper pastel de carne express (carne picada+ medio sobre de sopa de cebolla, al horno 30min y listo), y con el resto salsa bolognesa y las berenjenas que hoy os cuento…

NOTA: No os perdáis las recomendaciones del final de la receta, son muy buenas!!! 😉

Ingredientes (para 2-3 personas):

  • 2 berenjenas medianas
  • 300 gr de carne picada
  • 200 ml de tomate triturado (una lata de las grandes)
  • 1/2 cebolla
  • 1/2 zanahoria
  • orégano
  • sal
  • pimienta
  • aceite de oliva

Seguir leyendo…

Trigo sarraceno con verduritas, pollo y jengibre

IMG_1597

Hola amigos!

Como os comenté el mes pasado, estos Reyes Magos me trajeron multitud de productos de herbolario que, poco a poco, estoy probando mediante recetas que veo en libros, blogs y reinvenciones mías… Hoy os traigo esta que ha sido todo un descubrimiento!

El trigo sarraceno es, al igual que la quinoa, un pseudocereal al que se atribuyen multitud de propiedades muy beneficiosas. Lo venden cada vez en más sitios, pero lo más habitual es encontrarlo en herbolarios. Es barato en comparación con otros pseudocereales, es de grano más grueso y, al no tener gluten, sirve para celiacos. En cuanto a sus propiedades, posee proteínas vegetales de calidad, pocas grasas, su mayor parte son ácidos grasos monoinsaturados, en particular el oleico, y poliinstaturados (lo mejorcito), es rico en vitaminas, minerales y antioxidantes y, además, regula el colesterol.

➡ Os animo a probarlo, pero si preferís, por comodidad, podéis hacer perfectísimamente esta receta con cuscús, arroz, quinoa o incluso pasta!

Es un primer plato muy completo, pero si añadimos pechuga de pollo a la plancha en daditos tenemos un plato único estupendo.

Ingredientes (para 4 personas):

  • 250 gr de trigo sarraceno
  • 500 ml de agua
  • 1 lata de tomate triturado (400 ml)
  • 1 cebolla
  • verduras variadas, por ejemplo 1/2 calabacín, 1/2 berenjena, zanahorias, guisantes, col, calabacín, setas, brócoli… también podéis tomar una bolsits de verduras variadas de las que venden para hacer al vapor!
  • 2 dientes de ajo
  • especias: cúrcuma, curry, pimienta negra
  • 1 trocito de jengibre fresco (si no lo encontráis, también vale seco en polvo)
  • aceite de oliva
  • sal
  • 1 pechuga de pollo (opcional, entera, sin filetear)

Seguir leyendo…