Crema caliente de tomate, gambas y curry

Hola a todos!

Os presento la que me parece seguramente la crema más rica que he probado dentro de las cremas “especiales” (no quiero menospreciar las maravillosas cremas de calabacín, zanahoria etc), junto con la de marisco que publicaré más adelante.

Se trata de una crema que probé hace algún tiempo en una comida de trabajo en el restaurante “Taxi a Manhattan” en Madrid, pero no creo que esté en carta ya que me la ofrecieron como opción de un menú del día. Nada más probarla ya empecé a pensar qué llevaría y cómo reproducirla en casa, qué sabor más intenso!

Os recomiendo que la probéis, es sorprendentemente aromática!

Ingredientes:

  • 1 kg de tomates preferiblemente de la variedad pera (no importa demasiado si no estamos en época de tomates, al asarse y cocinarse con más ingredientes no se aprecia demasiado)
  • 1 puñado de gambas crudas peladas
  • 1 cebolla mediana
  • Curry en polvo al gusto (mínimo una cucharadita)
  • Agua
  • Sal o pastilla de caldo de pescado


Preparación:

Comenzamos asando los tomates. Para ello, los cortamos en rodajas gordas (cada tomate en 3 rodajas por ejemplo), los vamos colocando en la bandeja del horno sobre un papel de horno y les ponemos un chorrito de aceite de oliva y una pizca de sal. Los dejamos una hora o menos a 180º. La razón por la que asamos los tomates es para conseguir un sabor más intenso: en general si asamos las verduras en lugar de cocerlas para hacer cremas de verduras el sabor es más fuerte (normalmente no lo hacemos porque realmente se tarda más). Esto se aprecia bastante en la crema de calabaza (oootro post para poner!).

Mientras, en una cazuela, pochamos la cebolla picadita en aceite a fuego medio durante unos 15 minutos. Añadimos después las gambas y les damos unas vueltas.

Posteriormente echamos el curry, damos más vueltas y dejamos un par de minutos más.

Cuando estén asados los tomates, los incorporamos a la cazuela junto con el jugo que han dejado en la bandeja del horno, añadimos el agua (cantidad: hasta que casi cubra el contenido de la cazuela, mejor quedarnos cortos!) y la sal o pastilla y dejamos cocinando fuego alto 3 minutos más.

Trituramos el contenido de la cazuela (en Thermomix o con cualquier batidora), y listo!!!

¿Qué os parece?

➡ Como todas las cremas, se puede congelar sin ningún problema, en un bote de cristal o en un tupper. Cuando la descongeléis, veréis que se separa el líquido del sólido, pero no hay problema ya que en cuanto lo pongamos en el fuego y demos unas vueltecitas se vuelven a unir como si nada. Eso sí, tenedlo en cuenta para no pasarlo directamente al microondas o llevarlo a la oficina ya que lamentablemente el micro no recompone el asunto…

 

Anuncios

12 Comentarios

Deja una respuesta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.