Crema de brócoli y tomate

img_2423

Buenos días lectores!

Qué maravilla estar de puente el día que empieza la primavera y encima con este tiempazo!!! Habrá que aprovechar! 🙂

Después del éxito que tuvieron en su día mis otras dos cremas de tomate (por si os las perdisteis: crema de tomate especiada y crema de tomate con gambas y curry), el otro día revisando mi recetario antiguo (la libretilla que escribía antes de empezar con este blog) vi esta receta y me animé a prepararla.

Mi marido es, como tantas otras personas (por desgracia) antibrócoli, y he de decir que le encantó esta crema. De hecho, se estará enterando cuando lea este post de que la crema que tanto le gustó era en realidad de brócoli (cuando me preguntó le dije que era “de verduras variadas” jejeje).

Con esto lo que quiero deciros es que es una buena idea para que todo el mundo pruebe el brócoli, dado que tiene unas propiedades nutricionales taaaan extensas (tiene un 3% de vitaminas y minerales, cosa que casi ningún otro alimento tiene!) y que no debemos perdernos! El tomate en general gusta a todo el mundo, y tiene muy buenas propiedades tanto en crudo como cocinado.

Ingredientes (para 6 raciones):

  • 1 cabeza de brócoli no muy grande
  • 4 tomates medianos/pequeños (tipo pera, por ejemplo) – también serviría 1 lata de tomate triturado (NO frito)
  • media cebolla mediana ó 1 puerro
  • 1 patata pequeña
  • 600 ml de agua aprox
  • sal o pastilla de caldo de buena calidad
  • 50 gr aceite de oliva

Continue reading

Untable de escalibada y queso de cabra

20170226_142426

Hola queridos lectores!

Esta receta es de esas facilonas facilonas pero ricas ricas… Se me ocurrió como consecuencia de varias cosas:

  • Primero, tenía en casa (sin saber qué hacer con ella) media tarrina de mascarpone de cuando hice las famosas fresas con mascarpone.
  • Segundo, tenía un bote de conserva de escalibada gourmet, de mi cesta de navidad de empresa.
  • Tercero, hace tiempo había un restaurante fantástico cerca de mi casa (La Alternativa, creo que hay más por Madrid) en el que pedíamos siempre un plato que era escalibada con queso de cabra, por lo que tenía grabado a fuego en mi cabeza que son 2 sabores que combinan a la perfección…
  • Y cuarto, que venía gente a casa y tenía ganas de hacerles algo original!

Os recomiendo mucho que probéis esta mezcla, tanto con ingredientes caseros como comprados (de buena calidad). Podéis triturarlos y hacer este untable o bien dejarlos por separado y poner como ensalada o con tostas.

Ingredientes (sale un cuenco como para 8 personas de aperitivo):

  • 1 bote de escalibada o de pisto (ó 300-400 gr de lo mismo pero casero)
  • 1/4 de rulo de queso de cabra (aprox 50 gr – lo venden en todas partes, incluso de marca blanca)
  • 100 gr de queso mascarpone o de philadelphia natural
  • Para acompañar: tostas a vuestro gusto, pitta, palitos de zanahoria, apio o pepino…

Preparación:

➡ Si el pisto/escalibada tiene mucho líquido/grasa, lo escurrimos con un colador o simplemente lo sacamos del recipiente donde venga con ayuda de una espumadera. Esto lo hacemos porque si no el untable quedará demasiado líquido.

Colocamos todos los ingredientes de la receta en un vaso apto para batidora, y trituramos hasta obtener una crema homogénea.

Ya está!

Dificilísimo, verdad??

Si os sobra, queda genial como base de un bocadillo al que podéis añadirle rúcula u otro verde y tomate, por ejemplo, ya que es muy sabroso!

 

Guiso caldoso de garbanzos, setas y gambas

img_2405

Buenos días amigos!

Comenzamos la semana con un guisito maravilloso  para ayudar a combatir este frío pelón y estos vientos que tenemos por Madrid…

Esta recetilla la vi hace bastante tiempo en la revista de otoño de thermomix y me encantó! Los que seguís este blog sabréis que me gustan mucho los guisos. Y esto es por muchas razones:

  • Por lo reconfortantes que son – te sientes saciado
  • Si llevan (como este)  legumbre, verdura y proteína, podemos tomarlos como plato único
  • Porque no sólo admiten tomarlos de un día para otro, sino que están más buenos aún!
  • Son geniales para llevar al trabajo.
  • En caso de que sobre, se congelan y vuelta a empezar!

Dicho lo anterior, os paso a contar esta receta que es súper variada y la mezcla de ingredientes queda genial! Os la pongo para thermomix, pero perfectamente podéis hacerla en una cazuela normal!

Se hace muy rápido con los consejos que os doy, y parece un guiso de los de abuela que se tira 3 horas en los fogones 🙂 .

Ingredientes (para 6 raciones):

  • 1 bote de garbanzos cocidos (400 gr)
  • 2 puñados de gambitas peladas crudas (yo las compro congeladas)
  • 2 puñados de setas (por ejemplo las variadas congeladas, o champiñones, shiitake, cardo…)
  • 2 dientes de ajo
  • 3 ramitas de perejil
  • 500 gr de agua
  • media cebolla o puerro
  • 1 zanahoria mediana
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 1 cucharadita de sal
  • 30 gr de aceite de oliva

Continue reading

Crema suave de alcachofas

img_2393

Buenos días lectores!

Nunca hubiese pensado que las alcachofas quedaban bien en crema… no sé bien por qué tenía ese prejuicio, ya que me encantan en general, tanto a la brasa como con salsita de cebolla y jamón o gambas, en risottosoufflé o lasagna… Pero en crema se me hacía raro!

Mi cambio de perspectiva se produjo en diciembre, al probar una crema de alcachofas en el restaurante que hay en Fortnum&Mason en Londres (que os recomiendo muchísimo!), me pareció ESPECTACULAR y decidí que la probaría lo antes posible. Poco después, la web de El Comidista me lo puso más fácil, al publicar una serie de propuestas fáciles para cocinar en la cena de Nochebuena.

Os recomiendo encarecidamente que probéis esta crema, es súper suave, fácil de hacer (NO OS PERDÁIS EL TRUCO FACILITADOR DE ESTA RECETA), y además nos aporta todos los beneficios de las alcachofas, que no son pocos dados los nutrientes que contiene:

  • Ayuda a digerir las grasas
  • Reduce el colesterol y triglicéridos
  • Es diurética (por tanto depurativa, ayuda a expulsar toxinas, y previene problemas de riñón)
  • Al tener bastante fibra, regula nuestro tránsito y además nos ayuda a tener menos hambre

Ingredientes (para 6 raciones):

  • 2 paquetes de alcachofas congeladas, en trozos o corazones – este es EL truco de la receta:
    • si las compramos frescas habrá que limpiarlas, lo cual es tan engorroso que nos puede disuadir de hacer la receta, y además siempre quedarán fibras que no querremos encontrar en nuestra crema!
    • si no os he convencido, simplemente limpiad las alcachofas quitando las partes más duras y al final de la receta, después de triturar la crema, coladla (con colador chino o pasapurés)
    • no sirven las alcachofas en conserva ni en aceite, ya que llevan líquidos que no queremos apreciar en esta receta
  • 1 cebolla grande
  • 1 patata mediana
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta
  • agua
  • opcional: 100 g de piñones o almendras tostadas para poner por encima

Continue reading

Arroz verde con langostinos

20161206_153444

Hola amigos!

Algunos quizá recordéis que este verano estuve de viaje por trabajo en Perú. Este viaje, aparte de muchas otras cosas, me enseñó que la gastronomía peruana no es sólo ceviche, ají o causa limeña, es mucho más de lo que imaginaba y de hecho los platos típicos que probé allí que más me gustaron no eran ninguno de estos 3! En agosto publiqué la primera receta ya traída de allí: el lomo saltado, exitazo en todas las casas donde lo habéis ido preparando según me decís, y hoy le toca el turno a este arroz verde.

Lo primero que me llamó la atención de este arroz fue que no se trata de una variedad de arroz que sea de color verde, sino que se cocina “de tal manera” que se vuelve verde, pero cuando lo tomas parece que lo ha sido desde el inicio.

Me lo pusieron como acompañamiento de un pescado autóctono a la plancha, y sólo digo que se llevó toda mi atención la guarnición… También me sirvieron uno similar pero mas aromático en el restaurante Crème de la crème de Madrid, que os recomiendo muchísimo! (Tienen un reservado que puede ser muy interesante para alguna celebración).

Así que hoy os presento esta maravillosa receta, de tipo arroz caldoso, dando la doble opción: con thermomix y con cazuela!

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 300 gr de arroz blanco (en esta ocasión no os recomiendo que sea integral, ya que los tiempos se cuadriplican, y además las vitaminas de las espinacas se esfumarían…)
  • 1 cebolla mediana
  • 2 ó 3 dientes de ajo
  • 30 gr de aceite de oliva
  • 1 puñadito de perejil
  • 150 gr de espinacas
  • 100 ml de vino blanco
  • 400 ml de caldo de pescado
  • 12-15 langostinos o gambones crudos enteros (no sirven las gambitas pequeñas peladas congeladas, ya que en esta receta el sabor del langostino es esencial)
  • opcional: 4 ó 5 espárragos verdes
  • 10 gr de mantequilla y 30 gr de nata líquida (opcional, para cremosidad extra)

Preparación:

Forma tradicional:

Ponemos en un cazo al fuego el caldo, las cabezas de langostinos o gambones, las espinacas y perejil. Lo ponemos a fuego fuerte hasta que hierva a borbotones y después lo bajamos. En total lo dejamos hirviendo junto unos 7 minutos. Cuando termine, sacamos las cabezas (las tiramos) y trituramos el resto con una batidora hasta que se vea homogéneo. Lo sacamos a un bol para emplearlo después.

20161206_150732

En otra cazuela, cocotte u olla más grande, y esto podemos hacerlo a la vez que lo anterior, ponemos el aceite, la cebolla y el ajo picados en cuadraditos pequeños y los dejamos pocharse a fuego medio durante unos 5 minutos, removiendo de vez en cuando.

20161206_150738

Incorporamos después el arroz y lo rehogamos 2 minutillos, para que se impregne bien. Si quisiérais poner los espárragos que os sugería, este sería el momento (cortados en trocitos de 2 dedos). Añadimos el vino y ponemos fuerte el fuego, para que se evapore el alcohol.

Después, ponemos el caldo de espinacas que habíamos reservado al principio y dejamos que se cocine a fuego medio-bajo durante 15 minutos (contando desde que comienza a hervir el conjunto), removiendo alguna vez y con la tapa medio cerrada.

20161206_151003

Cuando falten 2 minutos, agregamos los langostinos ya pelados.

20161206_152907

Una vez hecho esto, probamos el arroz para asegurarnos de que no está duro, y si lo está añadimos algo más de agua y lo dejamos otros 5 minutos más, removiendo para que no se nos pegue.

En thermomix:

Ponemos en la thermomix el caldo, las cabezas de los langostinos o gambones, las espinacas y el perejil. Programamos 7 min, temperatura 100º y velocidad 1. Cuando termine, sacamos las cabezas (las desechamos) y trituramos lo demás 40 segundos a velocidad progresiva 5-10 y lo sacamos a un bol para emplearlo después.

Sin necesidad de lavar la thermomix, metemos el aceite, el ajo y la cebolla cortada en 2 ó 4 trozos y la picamos 4 segundos a velocidad 5.  Después, bajamos los restos de las paredes y programamos 3min, 100º, velocidad 1 para que se poche.

Incorporamos entonces el arroz (si quisiérais poner los espárragos que os sugería, este sería el momento, cortados en trocitos de 2 dedos) programamos 2min, 100º, giro a la izquierda y velocidad cuchara. Añadimos el vino y ponemos otros 2min, 100º, giro a la izquierda y velocidad cuchara pero sin el cubilete transparente (para que evapore el alcohol).

Después, ponemos el caldo de espinacas que habíamos reservado al principio y programamos 14 minutos, 100º, giro a la izquierda y velocidad cuchara, esta vez ya con cubilete.

Cuando falten 2min, agregamos los langostinos ya pelados. No hace falta que paréis la thermomix, podéis meterlos por el agujero donde se pone el cubilete.

Una vez hecho esto, probamos el arroz para asegurarnos de que no está duro, y si lo está añadimos algo más de agua y programamos otros 5 minutos más a la misma velocidad y temperatura que antes.

➡ En principio ya está listo, pero si os apetece darle un plus de cremosidad podéis ponerle en este momento la mantequilla y la nata y remover con una cuchara de madera o silicona hasta que se disuelva bien, o bien programar 1min con giro a la izquierda y velocidad cuchara para que se mezcle bien.

Dejamos reposar 3minutillos, y a fliparlo todos!!! 🙂