Pisto

Muy buenas tardes lectores!

En vista de algunas peticiones vuestras, hoy os indico la receta del clásico pisto, y añado la fantástica versión con thermomix. Hasta ahora la teníais incluida dentro de la receta de lasagna de pisto.

El pisto es de lo más versátil. A mí me encanta prepararlo porque lo puedes utilizar para mil preparaciones súper diferentes, por eso suelo hacer bastante cantidad y congelar para otras ocasiones. Es estupendo para tomarlo:

  • Solo
  • Con huevos fritos (mi forma favorita sin duda)
  • Con pasta (como la lasagna que os decía, o con una pasta normal)
  • Como relleno de un pastel de puré de patata
  • Para rellenar unas berenjenas
  • Como acompañamiento para un filete o pescado sencillo
  • Con arroz blanco
  • Mezclado con garbanzos (cocidos) y especias
  • De mil formas más que se os ocurran!

Como curiosidad, os cuento que la diferencia entre el pisto y la ratatouille (que además de una monísima peli de Disney es un plato francés 🙂 ) es que en el caso francés suelen aromatizar el plato con hierbas como tomillo, romero, orégano o estragón, además de que preparan las verduras por separado y las juntan al final de la cocción.

Sin más dilación, os cuento…

Ingredientes (sale bastante, como para 8 raciones, depende de con qué lo tomemos…):

  • 300 gr de pimientos rojo y verde (a vuestra elección la proporción) – si por lo que sea no queréis poner pimiento, podéis sustituirlo por una berenjena
  • 1 cebolla grande
  • 1 calabacín
  • 60 ml de aceite de oliva
  • 300 gr de tomate crudo triturado o passata (de bote de conserva)
  • 1-2 cucharaditas de sal
  • 1 pellizco de pimienta


Preparación:

Modo tradicional:

Cortamos en cubitos muy pequeños todas las verduras. En una cazuela, ponemos a calentar a fuego medio el aceite y cocinamos todas las verduras durante 15 minutos. Damos vueltas de vez en cuando, y dejamos también la tapa puesta en intervalos. Incorporamos el tomate, la sal y la pimienta y dejamos otros 20 minutos, siguiendo la misma técnica de dar vueltas y tapar de vez en cuando.

Con Thermomix:

Ponemos en el vaso los pimientos (si los usamos) y la cebolla y programamos 3 segundos a velocidad 4. Lo reservamos en un cuenco o plato aparte.

El calabacín lo metemos cortado en 3 trozos y programamos 3 segundos a velocidad 4. Si utilizamos berenjena, sacamos un momento el calabacín y la metemos cortada en trozos grandes programando 3 segundos a velocidad 5.

Añadimos el aceite y las verduras reservadas y programamos 15 minutos a temperatura Varoma, giro a la izquierda y velocidad cuchara.

Transcurrido ese tiempo, incorporamos el tomate, la sal y la pimienta, y programamos otros 20 minutos, también a temperatura Varoma, giro a la izquierda y velocidad cuchara. Si, cuando le queden 5min, lo véis muy líquido, quitad el cubilete y poned el cestillo en su lugar (se evaporará el agua y no nos salpicaremos).

➡ Se puede congelar perfectamente sin que pierda nada en sabor ni textura. También podéis conservarlo en botes de conserva esterilizados.

Espero que os guste mucho y que le deis mucho uso!

Anuncios

7 Comentarios

Deja una respuesta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.