Ensalada de espirales de calabacín, langostinos y tomate seco

 

Buenos días queridos lectores!

La ensalada de hoy ha sido un descubrimiento impresionante… Estoy encantada con mi utensilio “espiralizador” de vegetales, ya os enseñé mis calabagueti bolognesa y también los que preparo con espinacas y parmesano… Son un recurso cada vez más frecuente en mi casa!

En esta ocasión decidí probar a hacer  los espirales de calabacín en crudo, y el resultado crujiente en conjunción con lo saladito de los langostinos cocidos y los tomates secos fue excepcional!!!

Si compráis los ingredientes ya cocinados (por cierto, ahora venden los espirales de calabacín ya hechos en mercadona!!!) no tardaréis más de 5 minutillos. A por ello!

Ingredientes (para 2 raciones):

  • 1 calabacín
  • 8-10 langostinos cocidos
  • 4 tomates secos (en aceite o secos)
  • 1 puñado de lechuga o cualquier hoja verde
  • aliño: salsa pesto (casera o comprada refrigerada, la de mercadona y la de lidl son muy buenas) y un chorrito de vinagre de módena
  • opcional: aguacate, nueces, togu desmigado, semillas…

Continue reading

Pisto con garbanzos

Buenos días a todos!

Hoy os traigo una receta DELICIOSA y súper nutritiva. Se me ocurrió un día que tenía pocas cosas en casa y la mezcla fue un triunfo!  Con ella solucionamos con un solo plato la comida o cena, tanto en casa como para llevar al trabajo… Si os quedáis con ganas de más, podéis añadirle una cucharada de arroz blanco a cada ración.

Si sois de los que vais con prisas, dos versiones rápidas serían:

  • Tener el pisto cocinado y congelado de otras veces (como os contaba en esta receta, es muy útil hacer mucha cantidad de pisto y guardarlo en tarros de cristal en el congelador para utilizarlo cuando vayamos mal de tiempo)
  • Comprar un buen pisto de lata como el de la marca Hida.

Si optáis por una de esas 2 opciones, la elaboración de este plato consiste simplemente en mezclar pisto+garbanzos en un cacito y ponerlos a calentar juntos 10 minutillos… Difícil, ¿verdad?

En cualquier caso, os pongo la receta completa, que no os llevará más de 45 min en total.

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 300 gr de pimientos rojo y verde (a vuestra elección la proporción) – podéis sustituirlo por una berenjena
  • 1 cebolla grande
  • 1 calabacín
  • 80 ml de aceite de oliva (sí, es mucho aceite, pero el pisto es así)
  • 400 gr de tomate crudo triturado (NO frito, de lata pero crudo o natural)
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 pellizco de pimienta
  • 1 bote grande de garbanzos cocidos (400 gr)

Continue reading

“Calabagueti”: espagueti hechos con calabacín!

img_2332

Hola amigos!

¿Conocéis el artilugio “spiralizer“? Me lo han regalado mis amigas por mi cumple y estoy emocionada!!!

Hay de distintas formas y tamaños, pero en cualquier caso es un artilugio que nos permite hacer tiras (como espagueti) de muchas verduras, sobre todo de calabacín ya que por su forma y textura son los que mejor quedan. También los he hecho con zanahoria y quedan muy bien aunque cuesta un poquito más que salgan tiras largas jeje.

¿Y para qué queremos esto? Pues la verdad es que necesario necesario no es, pero al final es un cacharrito muy barato (desde 5 euros los tipo “sacapuntas” como el mío, hasta 20 si es más historiado  – podéis comprarlos en chinos, corte inglés, tiendas de menaje, o en amazon) que nos permite hacer platos divertidos de pasta pero con los beneficios de las verduras, y os aseguro que no se nota (para mal) la diferencia, ya que con la salsita de acompañamiento quedan siempre de 10! Además, no se tardan nada en hacer y menos aún en cocinarlos, desde luego es más rápido en total que cocer la pasta…

Si seguís mis indicaciones (parecen muchas pero es una bobada!), os quedarán de 10, pero de verdad seguidlas porque si no corréis el riesgo de que no os guste el resultado y no volváis a hacerlos!

Seguir leyendo…

Calabacines rellenos de marisco y verduras

 

img_20161102_153036

Hola amigos!

Hoy os traigo una receta de mi madre, es de los platos más buenos que he probado últimamente, os los recomiendo muchísimo!

Son unos calabacines rellenos (que podéis sustituir por berenjenas, en cuyo caso habrá que asarlas en el horno en lugar de cocerlos, como explicaba aquí), pero lo especial de aquí es la delicadeza y a la vez potencia del sabor del relleno. Lo he titulado “rellenos de marisco“, aunque en realidad vamos a utilizar atún y mejillones de lata, porque así lo hizo ella y porque son ingredientes normales de cualquier despensa.

OJO: Mis calabacines son redondos porque los vi en Lidl y me parecieron muy bonitos, pero la receta vale perfectamente con calabacines alargados normales!

Vamos allá! 🙂 🙂 🙂

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 4 calabacines normales u 8 redondos
  • 1 ó 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla o puerro
  • 4 cucharadas de tomate frito (casero o comprado de receta casera sin aditivos)
  • 2 latitas de atún (al natural o en aceite)
  • 1 latita de mejillones (al natural o en escabeche o salsa de vieiras…)
  • 100 ml de vino blanco
  • Opcional: más verduras que queráis como pimiento verde, apio y/o zanahoria
  • Queso y/o pan rallados

Seguir leyendo…

Ensalada de lentejas, calabacín y menta

IMG_1906  IMG_1908

Hola amigos!

Últimamente me estoy aficionando a probar algunas verduras en crudo que nunca había probado, como la coliflor y la lombarda. En España estamos tan acostumbrados a tomarlas cocidas que no se nos pasa por la cabeza que se puedan comer tal cual, y la realidad es que SÍ se puede, y de hecho es muy recomendable, ya que al someter a las verduras a altas temperaturas (como cuando las cocinamos) se pierden muchas de sus beneficiosas propiedades.

Otras razón por la que animaros a probar verduras crudas es que he descubierto que mucha gente detesta determinadas verduras porque siempre las han probado “recocidas“, con una textura “blandurria” (perdonadme las 2 expresiones pero es que es así!) y un olor en ocasiones desagradable. La cuestión es que en crudo, o al dente, muchas de estas verduras tienen un sabor mucho más suave y al ser más crujiente la textura es más agradable. Lo he comprobado con varias personas… por ejemplo con la receta de fideos chinos con verduras, mi marido descubrió que le gustaban el calabacín y la zanahoria enteros (hasta ese momento sólo le gustaban en crema porque la textura blandurria le desagradaba, o la zanahoria para mojar en hummus por ejemplo sí que le gustaba).

Después de todo este rollo que os he soltado, os cuento que en esta receta con lo que me animé fue con el calabacín. Nunca hubiese pensado que se puede tomar tal cual (para mí un calabacín era una especie de patata jeje), y la verdad es que está buenísimo! Estoy deseando probarlo en carpaccio, que me lo han recomendado insistentemente, pero hoy por hoy comparto esta receta que se tarda menos de 5 minutos en preparar, está BUENÍSIMA y es de lo más sana, al tener legumbres (que en verano a veces nos cuesta tomar), verduritas frescas y grasas buenas como las del aguacate y las pipas. Mi fuente ha sido un libro de la bloguera “Deliciously Ella“, de la que os he hablado en mil ocasiones ya que me inspira un montón…

Ingredientes (para 4 personas):

Para la ensalada:

  • 1 bote de lentejas cocidas (400 gr) – si queréis podéis cocerlas vosotros, en cuyo caso os recomiendo utilizar la variedad más  pequeñita que podáis, como las beluga o las verdes
  • 1 calabacín pequeño
  • 1 puñado de menta o hierbabuena
  • 1 aguacate maduro
  • 1 puñado de pipas de calabaza

Para el aliño:

  • zumo de 1 limón o de 2 limas
  • aceite de oliva

Preparación:

Tiene muy poca historia pero algo habrá que poner, no? 😉

Sacamos las lentejas del bote y las pasamos a un colador. Las enjuagamos muy bien con un chorro de agua del grifo, para que se desprendan del líquido en el que vienen envasadas. Las dejamos escurriendo mientras preparamos lo demás.

Lavamos el calabacín muy bien y, sin pelarlo, lo cortamos en tiras finísimas y anchas. Lo ideal es hacerlo con un pelador de verduras o de patatas, pero si no tenéis podéis hacerlo con mandolina. Si no tenéis ni uno ni otro (aparte de recomendaros que os compréis uno, que son bien baratos y aceleran muchas recetas) podéis cortarlo súuuper fino con un cuchillo bien afilado. En cuanto lleguéis al centro del calabacín (se empiezan a ver las semillas), parad, no queremos poner esa parte en la ensalada (podéis guardarlo y utilizarlo para incluir en una crema de verduras, por ejemplo).

Cortamos el aguacate en cuadraditos y picamos la menta pequeñita con unas tijeras.

Preparamos el aliño mezclando enérgicamente el aceite de oliva y el zumo de lima/limón exprimido.

Ya sólo queda montar la ensalada. En este caso me gusta cómo queda la ensalada “desordenada”, es decir todo revuelto en un bol grande en lugar de dispuesto por capas en una fuente plana. Ponemos por tanto las lentejas, las tiras de calabacín, los dados de aguacate, la menta y las pipas de calabaza, y aliñamos con nuestro aliño en el momento anterior a tomarla.

Probadlo y me contáis!!! 🙂