Cuscús marroquí express

Muy buenos días lectores!

Bueno bueno, qué exitazo tuvo el otro día mi cuscús en Instagram!!!

Hace 4 años publiqué la receta del auténtico cuscús marroquí. Es la receta que más éxito tiene desde entonces en el blog, cada día es visitada por muchas personas de distintos países!

La receta que compartí con vosotros es la más tradicional, pero como lleva su tiempecito prepararla y no quiero que dejéis de hacerla por este motivo, le di una vuelta para hacer esta versión express!

La reducción en los tiempos la conseguimos cocinándolo en olla express como si fuese un cocido madrileño, en 2 fases: primero la carne (10min) y después las verduras con los garbanzos (8min).

Es un plato súper completo nutricionalmente, y está de 10!!!!

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 200 gr de sémola de cuscús precocido aprox (luego entenderéis por qué digo “aprox”)
  • 100 gr de garbanzos secos, ó 200 gr de garbanzos cocidos en conserva
  • 2 zanahorias
  • 1 patata
  • 1 calabacín
  • 1 cebolla
  • 300 gr de cordero (incluido hueso) – chuletas o lo que encontréis
  • especias: cúrcuma, comino, pimienta negra, canela (2 cucharaditas de cada una, excepto de canela que pondremos 1)
  • sal
  • aceite de oliva
  • 1 cucharada de mantequilla
  • cebolla caramelizada (opcional, sigue esta receta pero añadiendo canela y pasas hidratadas en agua caliente un rato)

Continúa leyendo Cuscús marroquí express

Pechugas de pollo barbacoa en papillote

 

Hola amigos!

De nuevo rescato antigua receta del blog a la que he dado un par de vueltas (para empezar, la foto que la encabezaba no le hacía justicia!). En esta ocasión, el principal plus consiste en que os sugiero dos formas adicionales de preparar el papillote, técnica de cocina súper recomendable con la que me gustaría que os familiarizarais!

➡ Y por qué digo que el papillote es una técnica de cocina súper recommendable? En qué consiste exactamente?

– Consiste en envolver los alimentos en papel (de horno, film o de aluminio) formando paquetitos muy bien cerrados – para que no se salgan el vapor ni los jugos por ninguna parte.

– Luego los cocinamos en el horno o al vapor (en este último caso, con el varoma de la thermomix o con un estuche tipo Lekue, aunque otras formas también valdrían!).

– Se puede hacer con carne, pescado o verduras, o una combinación de ellas. El salmón queda especialmente bien!

– Gracias a esta técnica:

  • se conservan los jugos naturales de los alimentos, quedando super jugosos (valga la redundancia)
  • lo anterior nos permite prescindir de añadir grasas ni líquidos
  • no deja olores en la cocina (a veces el olor del pescado puede resultar molesto)
  • además, al cocinar dentro de paquetitos, no manchamos nada de nada!!!

Al lío!

Ingredientes (por persona):

  • 1 pechuga de pollo entera (sin piel ni fileteada)
  • 2 cucharadas de salsa barbacoa (yo compro la de Heinz, me parece buenísima!)
  • opcional: verduras variadas hechas tiras/bastoncitos finos: por ejemplo zanahorias, espárragos verdes, cebolla, pimiento… No pongáis hortalizas que no puedan comerse crudas, como patata, boniato o berenjena, ya que en papillote las verduras quedan al dente
  • opcional: sésamo en semillas

Continúa leyendo Pechugas de pollo barbacoa en papillote

Curry de verduras (cremosísimo y crujiente)

Muy buenos días queridos lectores!

Ya sabéis que me chifla el curry, me vuelve loca, con carne, pescado, tofu, legumbres… de cualquier forma!!!

Aunque ya tenía en el blog un curry de verduras, el que hoy os propongo no tiene nada que ver. También tengo otro con garbanzos y leche de coco, pero igualmente no se parece en nada su sabor! Ambos se preparaban con salsa de tomate, que combinada con leche de coco da un punto radicalmente distinto al resultado (ni mejor ni peor, simplemente distinto). Además, empleábamos en el primer caso otro tipo de verduras más densas (tipo boniato), y en el segundo caso quinoa, que en el de hoy no incluimos.

Hoy vamos a disfrutar además de otras verduras, cortadas gruesamente para conseguir una textura al dente, y las guisaremos con un curry rojo en pasta híper aromático. De él os he hablado en otras ocasiones: la receta del pez espada y la del solomillo las hice con esta misma pasta.

Sobre la pasta de curry rojo: NO debemos confundir pasta de curry con las salsas que vienen listas para tomar tal cual el bote entero. La diferencia entre ambas es que de la pasta empleamos cada vez muy poca cantidad, ya que es un concentrado potente de especias, chiles y algunas hortalizas, y la salsa en cambio se utiliza todo el bote y contiene salsa de tomate, coco, especias etc, y en la mayoría de ocasiones un buen puñado de azúcar y aditivos. Por ello prefiero utilizar la pasta y añadir por mi cuenta la leche de coco o lo que quiera.

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 700 gr aprox de verduras variadas, os propongo:
    • 1 calabacín
    • 1 bandeja de champiñones enteros (200gr aprox)
    • 1 zanahoria
    • 1 cebolla pequeña o puerro
    • 1 pimiento (verde o rojo)
  • 2-3 cucharadas soperas de pasta de curry rojo (pasta espesa, NO salsa lista para comer – la encontrareis en zonas internacionales de hipermercados o en tiendas orientales; leed arriba). Si no tenéis, poned 2-3 cucharadas soperas de curry en polvo
  • 1 lata de leche de coco
  • 150 gr de arroz basmati o thai
  • aceite de oliva o de coco
  • 1 cucharadita de sal
  • opcional recomendable: 1 bote de garbanzos cocidos

Continúa leyendo Curry de verduras (cremosísimo y crujiente)

Guiso de judías mungo

img_2417

Buenos días queridos lectores!

Tras unos días de espejismo primaveral, parece que el tiempo en Madrid vuelve a la normalidad… es decir, fresquito!

Tampoco está mal irnos despidiendo del invierno y hacer nuestros últimos guisitos calientes con legumbres, no? Lo confieso: tengo una especie de obsesión con las legumbres, las comería todos los días, y por tanto no paro de buscar legumbres nuevas y salsas nuevas, porque realmente me parecen tan saciantes, sabrosas, sanas y versátiles que no podemos desaprovecharlas!

Un día haciendo la compra vi una legumbre nueva para mí: judía mungo, también llamada “soja verde”, aunque no tiene nada que ver con la soja. Se trata de una legumbre que en el paquete es verde clarita, de tamaño intermedio entre una alubia y una lenteja:

20170218_101343

Nutricionalmente son súper interesantes, como todas las demás legumbres (ver estos beneficios en este post). Su sabor es parecido a las lentejas, aunque la verdad es que para mi gusto toman el sabor del guiso que les pongas, que en este caso es muy parecido al de las lentejas estofadas tradicionales.

Adelante!!!

Ingredientes (para 6 raciones):

  • 350 gr de judías mungo (soja verde)
  • media berenjena mediana
  • 1 zanahoria mediana
  • 1 puerro o media cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharada de pimentón dulce y/o picante
  • 2 cucharaditas de sal
  • agua
  • 1 chorro de aceite de oliva

Continúa leyendo Guiso de judías mungo

Conejo a la cerveza

img_2427

Buenos días amigos una semana más!

Hoy os traigo una receta tradicional española que he preparado este fin de semana, un guisito muy rico de los de toda la vida, que no se tarda mucho en hacer y además sólo necesitamos una cazuela.

La he sacado de mi libretilla de recetas que escribía antes de empezar con este blog. La verdad es que, repasándola, he recordado un montón de recetas que he decidido que voy a empezar a publicar: al final, las recetas más tradicionales gustan a todo el mundo… que sé que a veces me da demasiado por probar ingredientes extraños jeje pero es lo que tiene leer y leer recetas por todas partes, lo mismo le pasa a quienes se dedican a la moda 😉 .

Hace tiempo os presenté un conejo en salsa de mostaza muuuy bueno, y ya os avanzaba los beneficios nutricionales de esta carne, que reitero otra vez porque es cierto que no la empleamos mucho cuando es súper recomendable!

Vamos allá!

Ingredientes (para 4 personas):

  • 1 conejo (entero o troceado)
  • 1 lata de cerveza (330 ml)
  • media cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • 1 puñado de champiñones o setas
  • 1 zanahoria
  • jamón en taquitos (unos 100 gr)
  • aceite de oliva
  • sal

Continúa leyendo Conejo a la cerveza

Guiso caldoso de garbanzos, setas y gambas

img_2405

Buenos días amigos!

Comenzamos la semana con un guisito maravilloso  para ayudar a combatir este frío pelón y estos vientos que tenemos por Madrid…

Esta recetilla la vi hace bastante tiempo en la revista de otoño de thermomix y me encantó! Los que seguís este blog sabréis que me gustan mucho los guisos. Y esto es por muchas razones:

  • Por lo reconfortantes que son – te sientes saciado
  • Si llevan (como este)  legumbre, verdura y proteína, podemos tomarlos como plato único
  • Porque no sólo admiten tomarlos de un día para otro, sino que están más buenos aún!
  • Son geniales para llevar al trabajo.
  • En caso de que sobre, se congelan y vuelta a empezar!

Dicho lo anterior, os paso a contar esta receta que es súper variada y la mezcla de ingredientes queda genial! Os la pongo para thermomix, pero perfectamente podéis hacerla en una cazuela normal!

Se hace muy rápido con los consejos que os doy, y parece un guiso de los de abuela que se tira 3 horas en los fogones 🙂 .

Ingredientes (para 6 raciones):

  • 1 bote de garbanzos cocidos (400 gr)
  • 2 puñados de gambitas peladas crudas (yo las compro congeladas)
  • 2 puñados de setas (por ejemplo las variadas congeladas, o champiñones, shiitake, cardo…)
  • 2 dientes de ajo
  • 3 ramitas de perejil
  • 500 gr de agua
  • media cebolla o puerro
  • 1 zanahoria mediana
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 1 cucharadita de sal
  • 30 gr de aceite de oliva

Continúa leyendo Guiso caldoso de garbanzos, setas y gambas

Alubias guisadas con curry y verduras

img_2389

Muy buenos días queridos lectores!

Cada vez soy más fan de los platos de legumbres contundentes pero a la vez ligeros… Ya os he enseñado otros de este estilo hace no mucho, y es que no paro de investigar y crear nuevos platos para seguir pudiendo disfrutar de estos manjares!!!

En este caso, le he dado un toque hindú al asunto, ya que siempre suelo utilizar más bien pimentón con las legumbres y me dije “¿por qué no probar con curry?”, y lo cierto es que las legumbres y el curry se llevan a la perfección, como bien saben los indios…

¡Os animo a preparar esta receta tan sabrosísima y fácil! Además, podéis hacer grandes cantidades y congelarlas, no se nota nada!

NOTA: Al final de la receta os doy las indicaciones para prepararla en CrockPot (slowcooker), quedan de 10 como podréis imaginaros…

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 450 g de judías/alubias blancas cocidas, o bien 250 gr si son secas
  • 1 cebolla mediana
  • 2 zanahorias
  • 1 tallo de apio
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • agua
  • especias: curry en polvo, jengibre fresco o seco, comino, cúrcuma molida, pimienta negra (las que tengáis, como mínimo 3 cucharadas de curry)
  • aceite de oliva
  • sal

Continúa leyendo Alubias guisadas con curry y verduras

Ensalada de perdiz escabechada

img_23661

Hola!!!

Hoy os traigo una ensaladita, que también son para el invierno! Sobre todo esta, que está elaborada con productos de temporada, como la granada, y con perdiz en escabeche que esta vez he usado de una lata que venía en mi cesta de navidad 🙂 .

Me parece una ensalada 10 para poner si tenéis invitados, ya que la preparas en 5 minutos (básicamente lo que tardes en abrir la lata de perdiz, la bolsa de canónigos y desgranar la granada…), y tiene unos sabores tan intensos y una mezcla de texturas que parece que te lo has trabajado!

Por supuesto no dejéis de inclurla también en comidas o cenas de diario, es una delicia.

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 1 lata de perdiz o codorniz escabechada entera (también sirve pollo en escabeche casero siguiendo mi sencilla receta) – también venden botes con las piezas deshuesadas, practiquísimas, de la marca “De nuestra tierra” que venden en Carrefour
  • media granada
  • 5 nueces
  • hojas verdes tipo espinacas baby, canónigos, rúcula, kale…

Preparación:

Tomamos una ensaladera, esta vez no muy profunda, tipo fuente bajita.

Ponemos una cama de hojas verdes.

Abrimos la lata de perdiz y, con cuchillo, tenedor y paciencia la vamos deshuesando, pasando a la cama de hojas verdes la pura carne de perdiz. OJO, no tiréis el líquido de la lata, es nuestro aliño!

Desgranamos la granada, siguiendo mi método infalible. Ponemos los granos sobre la perdiz.

Espolvoreamos un puñado de nueces sobre lo anterior, y aliñamos toda la ensalada con el líquido de la lata de perdiz.

A disfrutar!!!

Nota:  como véis en la foto, yo le puse además zanahoria marinada, aunque no es imprescindible pero me gustó mucho! Concretamente mariné 1 zanahoria con 1 cucharada de mostaza y el zumo de medio limón, durante 2 horitas.

 

Estofado de ternera al vino, naranja y especias

img_23791

Muy buenos días queridísimos lectores!

Llevo todas las navidades sin apenas publicar… lo sé, pero he tenido muchísimo lío y no he tenido tiempo… Eso sí, comer hemos comido, tanto platos ya publicados en este blog como novedades que os iré presentando próximamente!!!

Mi favorito de todos los platos que he preparado en estas fiestas es el de hoy, por eso no he dudado en que sea el primero en presentaros 🙂 . Es un guiso de carne hecha a fuego muy lento pero sin apenas dedicación, más que cortar los ingredientes y dejarlos cocinarse ellos solitos todo el tiempo que vuestra paciencia os permita 😉 , o si tenéis CrockPot durante toda una noche sin que os enteréis!

Llevaba tiempo queriendo preparar este estofado, tras probar uno similar en un restaurante en Jaén llamado La Báscula, que os recomiendo un montón… No es un restaurante finolis ni nada, de hecho fuimos porque se puede ver el fútbol y ponían un partido “importante” jeje, pero es bastante “mono” y la comida es impresionante, cada plato que traían era una sorpresa, tanto que les pedí la receta del de hoy y más o menos la he replicado!

NOTA: No es una receta para unas prisas, como todo guiso de carne requiere más de 1 hora, de modo que no os decantéis por esta receta para una “cena rápida”… Eso sí, si tenéis invitados a comer, alucinarán con el resultado y simplemente debéis duplicar o triplicar los ingredientes (no los tiempos) si sois muchos…

Ingredientes (para 4 personas):

  • 600 gr de carne de ternera para estofar (la que viene en bandejas en cuadraditos, o pedid al carnicero carne de este tipo; también puede ser de cerdo o carrilleras)
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • verduras variadas a vuestro gusto, yo puse 2 zanahorias y 1 tallo de apio
  • especias: 1 hoja de laurel, 2 cucharaditas de tomillo, pimienta negra (si queréis que sea aún más intensa, poned además canela, clavo, cayena…)
  • corteza de media naranja, no rallada sino como si la peláramos sin lo blanco (ver foto debajo)
  • 1 vaso y medio de vino tinto (350 ml)
  • 1 vaso de agua – 250 ml (suprimir si cocinamos en CrockPot)
  • aceite de oliva
  • sal

Preparación:

Picamos el ajo muy fino, o si es posible lo prensamos. Cortamos todas las demás verduras (incluida la cebolla) en cuadraditos pequeños, como de 1cm.

20170106_224642

En cazuela/olla/cocotte (forma tradicional):

Salpimentamos bien la carne y la doramos con un poco de aceite en una cazuela a fuego medio-fuerte. Sólo queremos que se dore por fuera y cruda por dentro, para que se selle y quede luego más jugosa, ya que luego se cocinará dentro de la salsa. Damos la vuelta a los trocitos de carne hasta que estén todos doraditos y los sacamos de la cazuela para emplearlos más tarde.

En esa misma cazuela, ponemos un poquito más de aceite y pochamos todas las verduras a fuego medio. Lo ideal es empezar por el ajo, tras 1 minuto incorporar la cebolla y tras 5 minutos las demás verduras.

Volvemos a incorporar la carne a la cazuela, así como todos los demás ingredientes de la receta (vino, agua, corteza de naranja, sal y especias). Ponemos el fuego fuerte hasta que hierva y dejamos 2 minutos así. Después, bajamos a fuego medio-suave, tapamos la cazuela y lo dejamos cocinando durante aproximadamente 1 hora, sin hacer prácticamente caso al guiso, simplemente removeremos de vez en cuando y revisaremos si falta agua (en cuyo caso, añadiremos poco a poco).

Os digo como orientación 1 hora, pero si veis que antes está tierna no hay problema en pararlo; eso sí, cuanto más tiempo más tierna quedará!

En CrockPot (slowcooker):

Podemos dejar marinando todos los ingredientes juntos (incluida la carne) durante mínimo 1 hora en la nevera, o bien directamente ponerlos en la CrockPot y programar 7 horas en temperatura baja (mezclados).

20170107_011835

OJO, no olvidéis que NO hay que poner agua en este caso, ya que con este tipo de ollas no se evaporan los líquidos de la carne y por tanto no hace falta añadir agua extra.

Cuando haya terminado, si os parece que la salsa está demasiado líquida, podéis pasarla a una olla/cazuela normal y:

  • Tenerla un rato cocinando destapada a fuego medio-fuerte para que se evapore líquido;
  • Si queréis asegurar, os recomiendo extraer 3 cucharadas de la salsa que haya salido, dejar que se enfríen en un vaso y disolver 1 cucharada de maizena ahí, removiendo con un tenedor. Entonces se lo añadiríamos a la cazuela, removiendo bien, y dejaríamos cocinar a fuego medio-suave. Espesará automáticamente!

➡ Ya está listo este manjar, ahora sólo toca disfrutarlo con un arroz blanco, con puré de patata o con patatas fritas, DELICIOSO en cualquier caso!!!

“Calabagueti”: espagueti hechos con calabacín!

img_2332

Hola amigos!

¿Conocéis el artilugio “spiralizer“? Me lo han regalado mis amigas por mi cumple y estoy emocionada!!!

Hay de distintas formas y tamaños, pero en cualquier caso es un artilugio que nos permite hacer tiras (como espagueti) de muchas verduras, sobre todo de calabacín ya que por su forma y textura son los que mejor quedan. También los he hecho con zanahoria y quedan muy bien aunque cuesta un poquito más que salgan tiras largas jeje.

¿Y para qué queremos esto? Pues la verdad es que necesario necesario no es, pero al final es un cacharrito muy barato (desde 5 euros los tipo “sacapuntas” como el mío, hasta 20 si es más historiado  – podéis comprarlos en chinos, corte inglés, tiendas de menaje, o en amazon) que nos permite hacer platos divertidos de pasta pero con los beneficios de las verduras, y os aseguro que no se nota (para mal) la diferencia, ya que con la salsita de acompañamiento quedan siempre de 10! Además, no se tardan nada en hacer y menos aún en cocinarlos, desde luego es más rápido en total que cocer la pasta…

Si seguís mis indicaciones (parecen muchas pero es una bobada!), os quedarán de 10, pero de verdad seguidlas porque si no corréis el riesgo de que no os guste el resultado y no volváis a hacerlos!

Seguir leyendo…

Albóndigas en salsa de setas (versión normal y vegetariana!)

img_2273

Hola amigos!

Os comenté hace algún tiempo en Instagram (varianity_as) que estuve en el evento Glamour Sport Summit que se organizó en Madrid. Era un evento de deporte, yoga, cosmética, alimentación saludable… Vamos, todas las chorradillas que me gustan juntas! La cuestión es que comimos en un stand que montó el restaurante BioMenú allí, un restaurante ecológico que te envía la comida a la oficina. Nos dieron un smoothie espectacular y unas albóndigas con salsa de setas que no dudé en querer replicar en casa enseguida!

Pues bien, aquí os las traigo. La versión que yo preparé era como la de allí, vegetariana, pero os pongo indicaciones para hacerlas de carne también 🙂 .

Están increíbles…

Ingredientes (para 4 raciones):

Para las albóndigas:

  • 1 bote grande de lentejas cocidas, ó 500 gr de carne picada de cerdo+ternera
  • 1 zanahoria pequeña
  • 1 cucharada sopera de pan rallado
  • Especias: pimienta, comino, tomillo
  • Sal
  • Aceite de oliva

Para la salsa:

  • 250 gr de setas o champiñones, frescos o congelados (os recomiendo las setas shiitake o las boletus, y el revuelto congelado de salteado de setas de mercadona  de ahorramas!)
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 diente de ajo
  • 400 ml de vino blanco
  • 1 vaso de agua
  • 2 cucharadas soperas de nata líquida (opcional, pero da cremosidad)
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva

Preparación:

Comenzamos con las albóndigas.

Rallamos la zanahoria con un rallador grueso o en la thermomix (unos 5 segundos a velocidad 5) o picadora habitual.

Ponemos las lentejas en un colador y las enjuagamos bien bajo el grifo hasta que no salga espuma. Las escurrimos.

En un bol grandecito mezclamos todos los ingredientes anteriores y los restantes indicados en “para las albóndigas”, y aplastamos con un tenedor. Es mejor que sea una masa heterogénea (con “grumos) que una pasta homogénea pegajosa, para que no se nos rompan al freírlas:

20161008_114853  20161008_115144-1

Lo dejamos reposar media hora a temperatura ambiente para que se consolide la mezcla, y mientras tanto preparamos la salsa. Si las hacéis de carne, no le irá mal añadirle un huevo batido a esta masa.

Cortamos en dados muy pequeños la cebolla y laminamos el diente de ajo. Los ponemos en una cazuela (a poder ser, baja), añadimos un chorro de aceite y ponemos ambos ingredientes a pochar a fuego medio.

Lavamos y cortamos en tiras las setas o champiñones (o los descongelamos). Cuando la cebolla+ajo haya pochado, añadimos las setas y las rehogamos con el resto de ingredientes. Salpimentamos al gusto:

20161008_121426

Dejamos que las setas suelten todo el líquido, y cuando haya reducido vertemos el vino blanco y dejamos que se cocinen a fuego muy bajo. Añadimos el agua y las 2 cucharadas de nata líquida (opcional, pero da cremosidad), removemos y dejamos que continúe cocinándose a fuego bajo. Si observáis que se está quedando sin líquido podéis añadir un poco más de agua o vino blanco. Pensad que luego hay que añadir las albóndigas y lo suyo es que tengan una buena cantidad de salsa cremosa. Probamos y añadimos sal si fuese necesario.

Cuando haya transcurrido la media hora de reposo de la mezcla para albóndigas (más o menos es lo que tarda la salsa), con esta masa hacemos bolitas con las manos y las doramos en una sartén con un hilillo de aceite muy caliente. No hace falta freírlas sumergidas en aceite, simplemente queremos que se sellen (doren) por fuera:

20161008_122629

Las añadimos a la cazuela donde se está cocinando la salsa y removemos para mezclar bien todo, pero con cuidado para no romper las bolitas. Dejamos que se cocine todo junto a fuego bajo durante unos 5 – 7 minutos, dando vueltas a las albóndigas para que se impregnen bien de la salsa:

20161008_123116

Espero que os gusten!

Sopa miso

 

Hola amigos!

Esta semana tengo muchas cosas preparadas para contaros! Empiezo con una sopita, que aunque aún queden un par de días de verano hace bastante fresquito por Madrid.

¿Conocéis la sopa miso? Si frecuentáis restaurantes japoneses o asiáticos seguramente sí! Es una sopa muy típica de allí, que ellos toman con mucha frecuencia, incluso para desayunar! Yo de momento no me veo tan fuerte como para desayunarla jeje, pero sí es verdad que desde que la cené la primera vez me sentó tan bien que no he dudado en incorporarla a mi dieta.

Tiene algunos ingredientes que no suelen formar parte de nuestras neveras/despensas, por no ser tradicionalmente españoles, pero, si podéis, haceros con ellos, ya que poseen propiedades súper beneficiosas y además duran meses en casa (sin refrigerar, excepto la pasta miso). Los venden en las zonas internacionales/eco de supermercados, en herbolarios y en tiendas asiáticas (aquí os digo dónde hay), merece la pena porque se pueden utilizar para multitud de recetas! Estos ingredientes son la pasta miso, las setas shiitake, las algas wakame y el aceite de sésamo.

  • El miso es una pasta muy concentrada elaborada a base de soja, cereales como el arroz, la cebada o el centeno y fermentada con un hongo y sal marina. Dependiendo del cereal que acompaña a la soja y del tiempo que dura la fermentación, se obtienen distintos tipos de miso más o menos intensos. En mi caso, me dejé asesorar por la persona de la tienda que me atendió y compré el de arroz, ya que me dijo que es el más habitual (se llama “kome” miso, otra opción recomendable es la “mugi”). La pasta en sí me recuerda a las pastillas de caldo, por ser muy concentrada y salada. Esta pasta tiene muchas propiedades beneficiosas, entre otras razones por ser un producto fermentado. Por ejemplo, es muy buena para reducir el colesterol, mejora la flora intestinal, antioxidante… Es importante saber que: (1) No debemos dejarla hervir, por lo que en sopas por ejemplo la añadiremos al final, una vez fuera del fuego. Esto es porque al hervir se “destruye” el hongo que la hace tan beneficiosa, aunque el sabor no se altera si lo hacemos. (2) Os dura meses guardada en la nevera.
  • Las setas shiitake son setas japonesas que venden aquí cada vez más habitualmente, frescas y secas. Son las típicas setas chinas, muy ricas. Como todas las setas, también tienen propiedades muy saludables, algunas parecidas a las del miso pero adicionalmente mejora el sistema inmunológico de forma sorprendente.
  • Las algas wakame son las algas típicas de las ensaladas de algas que también ponen en los japoneses, algo gelatinosas y de color verde oscuro. Las venden deshidratadas y es muy curioso porque al hidratarlas aumentan su tamaño por 10! Así que cuidado al añadirlas para no excedernos. Tienen también multitud de propiedades, como que estimulan el metabolismo, son remineralizantes (perfecto para después de hacer ejercicio!), inmunoestimulantes…
  • El aceite de sésamo es un aceite que se debe tomar “en crudo”, es decir, no para freír, ya que se destruyen sus propiedades cuando lo calentamos hasta volverse perjudicial… es bueno para el colesterol, antioxidante y relajante. Su sabor es muy peculiar e intenso, y es lo que distingue a multitud de platos orientales y sobre todo japoneses…

Una vez que tenemos todos los ingredientes, la receta no puede ser más fácil…

Ingredientes (para 4 personas):

  • 1,5 – 2 litros de agua
  • 1 puerro o cebolla
  • 1 zanahoria u otra verdura (brócoli, calabacín…)
  • 1 puñado de setas shiitake (unas 6)
  • 1 puñado de algas wakame (unas 2 cucharadas llenas)
  • 4 cucharadas de pasta miso
  • 2 cucharadas de aceite de sésamo
  • sal

Seguir leyendo…