Ensalada griega

IMG_1917

Buenos días!!!

Hace unos cuantos años, cuando descubrí a Isasaweis (ahora famosísima bloguera y escritora sobre trucos de belleza, cocina y nutrición), preparé esta receta para probar. Aún vivía en casa de mis padres, y hacía mis primeros pinitos en la cocina, de modo que cualquier cosa que preparaba les parecía sorprendente que estuviese bueno jejeje. El otro día ojeando mis papeles me topé con la receta y pensé que era buen momento para volver a prepararla y compartirla con vosotros. Es muy original, tiene muchas cosas ricas y sanas y es de lo más refrescante!

Si no los conocéis, os recomiendo muchísimo los libros de Isasaweis, a todo el que se los he regalado/recomendado y los han comprado me han dicho que qué maravilla! Tiene varios, pero mis preferidos, y de los que he sacado multitud de recetas, son dos: uno de ellos de recetas saludables (Cocina sana para disfrutar) y otro de recetas más tradicionales (La cocina de Isasaweis – españolas de toda la vida). Yo tengo los dos y no sé deciros cuál me gusta más…

Ingredientes (para 4-6 personas):

  • 3 patatas medianas de tamaño similar (esto es importante, ya que de este modo conseguimos que se cuezan a la vez!)
  • 2 huevos
  • alcachofas y habitas:
    • opción más ligera pero algo más laboriosa: 3 alcachofas al natural y 1 bolsa de habitas congeladas/frescas
    • opción más rápida pero algo más contundente: alcachofas envasadas en aceite (mercadona las tiene buenísimas!) y 1 bote de habitas baby en aceite
  • 1 cebolla morada o cebolleta
Para el aliño:
  • 1 yogur natural sin endulzar
  • 1 diente de ajo
  • zumo de medio limón
  • orégano
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta

Ensalada sueca de remolacha

img_2397

Buenísimos días queridos lectores!

No sé en vuestras casas, pero en la mía de toda la vida la remolacha ha tenido una fama bastante regulera... No sé muy bien a qué se debe, pero nunca ha sido un ingrediente que haya sido incluido en nuestros menús!

Desde que me intereso más por el tema nutricional, me estoy animando a probar algunos alimentos que tenía descartados sin ningún tipo de fundamento, “porque sí”, sobre todo cuando leo y releo que poseen propiedades que no deberíamos pasar por alto… Es el caso de la remolacha, con efecto anticancerígeno por su contenido en betanina (un flavonoide-fitoquímico interesantísimo que le confiere su particular color morado “que todo lo tiñe”); también contiene ácido fólico, hierro, fibra… Todo un cóctel de cosas buenas!

El sabor y la textura de la remolacha son, desde mi punto de vista, especiales, razón por la cual creo que me requetechifló esta receta, dado que la presencia de los demás ingredientes hace que no sea tan “notoria”.

Es una receta de mi tía sueca. Siempre nos la ha puesto en Navidad (ya os hablé de la súper comida sueca navideña en este post) pero dados mis prejuicios nunca la probaba, hasta este año, y me ha encantado!!!

Os animo a probarla, no tengáis miedo de lo original de la mezcla de ingredientes porque casan realmente bien!

Ingredientes (para 4-6 personas):

Para la ensalada:

  • 2 bolas de remolacha cocida (en casa o comprada ya cocida)
  • 1/2 manzana mediana
  • 4 pepinillos en vinagre
  • 1 trocito de cebolleta (2 dedos aprox)

Para la salsa:

  • 2 cucharadas de mayonesa
  • 1 cucharadita de mostaza (preferiblemente de dijon, francesa, fuerte)
  • 1 cucharadita de eneldo (fresco o seco)
  • 1 cucharadita de curry en polvo

Continue reading

Ensalada de rúcula, alcachofas y ventresca

20170114_215052-1  20170114_214510-1

Buenos días!

Otra ensaladita os traigo hoy, súper fresca pero a la vez saciante. Me parece muy buena idea para una cena, ya que es bastante ligera, se prepara básicamente con alimentos envasados (pero sanos) y está muuuy rica!

¿Os animáis?

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 1 bolsa de rúcula
  • 1 paquete de alcachofas en aceite de oliva (recomiendo el de mercadona, o si no alguno de tienda gourmet, pero NO alcachofas en líquido acuoso)
  • 4 lomos de ventresca en aceite de oliva (de los de conserva) – si no, atún o bonito de la mejor calidad posible
  • 1/4 de cebolleta
  • vinagre
  • sal
  • aceite de las 2 conservas
  • Opcional: huevo duro y mostaza

Continue reading

Ensalada de perdiz escabechada

img_23661

Hola!!!

Hoy os traigo una ensaladita, que también son para el invierno! Sobre todo esta, que está elaborada con productos de temporada, como la granada, y con perdiz en escabeche que esta vez he usado de una lata que venía en mi cesta de navidad 🙂 .

Me parece una ensalada 10 para poner si tenéis invitados, ya que la preparas en 5 minutos (básicamente lo que tardes en abrir la lata de perdiz, la bolsa de canónigos y desgranar la granada…), y tiene unos sabores tan intensos y una mezcla de texturas que parece que te lo has trabajado!

Por supuesto no dejéis de inclurla también en comidas o cenas de diario, es una delicia.

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 1 lata de perdiz o codorniz escabechada entera (también sirve pollo en escabeche casero siguiendo mi sencilla receta) – también venden botes con las piezas deshuesadas, practiquísimas, de la marca “De nuestra tierra” que venden en Carrefour
  • media granada
  • 5 nueces
  • hojas verdes tipo espinacas baby, canónigos, rúcula, kale…

Preparación:

Tomamos una ensaladera, esta vez no muy profunda, tipo fuente bajita.

Ponemos una cama de hojas verdes.

Abrimos la lata de perdiz y, con cuchillo, tenedor y paciencia la vamos deshuesando, pasando a la cama de hojas verdes la pura carne de perdiz. OJO, no tiréis el líquido de la lata, es nuestro aliño!

Desgranamos la granada, siguiendo mi método infalible. Ponemos los granos sobre la perdiz.

Espolvoreamos un puñado de nueces sobre lo anterior, y aliñamos toda la ensalada con el líquido de la lata de perdiz.

A disfrutar!!!

Nota:  como véis en la foto, yo le puse además zanahoria marinada, aunque no es imprescindible pero me gustó mucho! Concretamente mariné 1 zanahoria con 1 cucharada de mostaza y el zumo de medio limón, durante 2 horitas.

 

Ensalada con granada, queso feta y quinoa

 

img_20161010_082733

Hola amigos! Os traigo una súper idea de ensaladita que bien puede servir como cena ligera y divertida!!!

Hasta hace no mucho no era muy fan de la granada… Me parecía una pesadilla sacar los granillos para que luego no me aportara demasiado sabor… El error estaba en que no me sabía el truco infalible para desgranarla, y además nunca la había combinado con los ingredientes adecuados, así que ahora me encanta!!! Para más inri, está llenita de antioxidantes y más vitaminas y sustancias de lo más recomendables, así que ahora que estamos en temporada vamos a ponernos morados!!! 😉

El ingrediente que hace que ahora me guste la granada es el queso feta. Podéis sustituirlo por otro queso, por ejemplo queso de cabra, pero os recomiendo que sea un queso de sabor fuerte porque es esto lo que crea el contraste delicioso con la granada… El queso feta es un ingrediente que tampoco solía tomar, pero lo he redescubierto y me gusta mucho! Por si no lo conocéis, es un queso elaborado con leche de oveja y cabra y que se cura en salmuera, y nos lo venden sumergido en dicho líquido y cortado en rebanadas anchas o en cubitos. Es un queso que, aparte de estar buenísimo y venderse en todas partes, no tiene demasiadas grasas en comparación con otros, y además al ser tan sabroso no hace falta poner demasiada cantidad para disfrutar de él.

El último ingrediente estrella de esta receta es la quinoa, de la cual no me canso de hablaros. Os recomiendo que todas las semanas os acostumbréis a cocer 200 gramos de quinoa y tenerla en la nevera. Ya veréis como nunca os va a sobrar: podréis añadirla a ensaladas, utilizarla como guarnición para carnes, pescados, salteados… Os salva de muchos apuros y os beneficiaréis de sus múltiples beneficios nutricionales! Os hablaba de la quinoa en detalle, cómo tratarla, dónde comprarla, etc en este post.

Las pipas de calabaza le darán un toque crujientito, que bien puede ser obtenido de cualquier fruto seco u otro tipo de semillas.

Vamos allá!

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 2 puñados de “algo verde”: rúcula, espinacas, canónigos…
  • 100 gr de quinoa
  • unos cuantos daditos de queso feta
  • 1 granada
  • 1 puñadito de pipas de calabaza o cualquier fruto seco
  • aceite de oliva, vinagre (de  jerez o de módena) y sal

Preparación:

Lo primero que tenemos que hacer es cocer la quinoa. Ya sabéis que es necesario lavarla y frotarla muy bien antes de cocerla. La coceremos a fuego medio durante unos 10-12 minutos en el triple de agua que lo que ocupen los 100gr de quinoa.

Mientras, vamos preparando el resto de ingredientes.

Para desgranar la granada os doy el truco del almendruco: la cogéis con una mano y con la otra hacéis como que la vais a cortar por la mitad pero quedándoos sólo en la piel de fuera. Tiráis y os quedáis con las 2 mitades. Cogéis un cuenco grandecito (donde vayáis a servir la ensalada) y ponéis la granada con los granos hacia abajo, sujetándola con una mano. Con la otra mano, cogéis un cazo de servir o una cuchara y golpeáis la granada con algo de fuerza: veréis que en cuestión de segundos se queda totalmente vacía!!!

20161008_123935 20161008_124012 20161008_124104 20161008_124217

En el mismo cuenco/fuente/ensaladera, ponemos la rúcula o el verde escogido, lo cortamos un poquito si son trozos muy grandes, y también añadimos el queso feta cortado en cuadraditos como de 2 dedos de grosor.

Incorporamos las pipas/fruto seco en cuestión y la quinoa una vez que esté templada/fría.

Justo cuando vayamos a comer, mezclamos en un bote aceite+vinagre+sal y agitamos ben, o batimos con unas varillas. Aliñamos la ensalada, y a disfrutar!!!!

img_2276