Mejadra: arroz y lentejas especiados con cebolla frita

img_2409

Muy buenos días queridos lectores!

Llevo varios días sin publicar, y por supuesto esto tiene una explicación más que justificada 😉 .

Como muchos sabéis, y otros os estaréis enterando a través de estas líneas, me he ido a vivir a Luxemburgo. A mi marido y a mí nos apetecía mucho vivir una experiencia internacional en un entorno diferente y nos atrajo mucho lo “particular” de este país. Es un país de 2.600 km2 (Madrid Comunidad tiene 8.000…), 570.000 personas (Madrid, 6,5 millones…) de las cuales sólo el 45% son luxemburgueses, con un paro casi inexistente (6%), industria fundamentalmente bancaria y un nivel de vida muy alto. Absolutamente todo el mundo habla inglés, francés y alemán/luxemburgués perfecto, pudiéndote dirigir a cualquiera por la calle en cualquiera de los 3 idiomas indistintamente. Datos aparte, es una ciudad PRECIOSA (nunca me había planteado venir aquí a hacer turismo, y es increíble!), tanto por las construcciones en general como por la abundantísima vegetación, cosmopolita, con unos servicios que funcionan a la perfección y un clima bastante extremo (sobre todo en invierno).

Hasta mi mudanza definitiva aquí, que realicé el pasado viernes, había estado de visita y haciendo entrevistas de trabajo en varias ocasiones y me había gustado mucho. Ahora que llevo unos días “de asentamiento” haciendo de nuestra casa un hogar (perdonad la cursilada pero así es!), descubriendo dónde están las cosas que me interesan (incluyendo, por supuesto, tiendas de alimentación tanto diaria como oriental, herbolarios…) y en general adaptándome a mi nueva vida, ya por fin he tenido tiempo de sentarme frente a mi nuevo ordenador. De este modo me dirijo a vosotros! 🙂

Aunque tengo una cocina muy bonita y cómoda en la que pretendo preparar mil platos nuevos para compartir con vosotros, para estos días estoy tirando de recetas clásicas que tenéis en el blog (lentejas guisadas, atún con tomate y cebolla, pisto con huevos, ensalada campera de judías verdes, pollo a la mostaza, arros brut, tartar de atún, alubias estofadas) y por ello seguramente estaré algún tiempo publicando recetillas que tenía “a la cola” para compartir, preparadas en mi antigua casa 🙂 . Como este riquísimo arroz.

Se trata de un plato típico de Oriente Medio (de países como Siria o Líbano). Resulta muy original para nuestro paladar mezclar en una preparación no caldosa arroz, lentejas, muchas especias y jugosa cebollita frita… Delicioso y una opción muy completa en sí misma nutricionalmente, ya que al mezclar arroz con legumbres se obtienen proteínas de calidad similar a las de la carne! En cualquier caso, si echáis de menos proteína animal, podéis acompañar este plato con un filete de pollo a la plancha o similar. Mi fuente de inspiración ha sido, una vez más, El Comidista, que a su vez se inspiró en Ottolenghi.

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 200 gramos de arroz (preferiblemente basmati o cualquiera de grano largo)
  • 200 gramos de lentejas secas, o 400 gr si están cocidas
  • 2 cebollas
  • especias: pimienta, 1 cucharada de comino en grano, 1 cucharadita de cúrcuma y 1 cucharadita de canela
  • aceite de oliva
  • sal
  • agua

Para la salsa de acompañamiento (opcional):

  • 1 yogur griego
  • zumo de medio limón
  • 4 hojitas de menta fresca

Continue reading

Ensalada de espirales de pepino con salsa de yogur y menta

Muy buenos días queridos lectores!

Con estos calores que tenemos por Madrid, lo que más apetecen son platos fresquitos y rápidos de hacer, verdad?

Hace poco os presenté una ensalada en la que empleaba el utensilio que hace espirales (espagueti) con verduras, aunque en esa ocasión eran calabacines. Soy súper fan de los espirales vegetales, en invierno los tomábamos mucho calientes con salsa bolognesa y también con espinacas y parmesano…

Poco después vi la receta que hoy os presento (casi igual) en el libro Ama, come, vive, brilla, de Elka Mocker. Buenísimo libro que os recomiendo un montón, da muchísimas ideas de recetas con ingredientes normales y algunos más especiales, basados en vegetales y legumbres, saludables y fáciles de preparar!

Es muy fácil preparar espirales con pepino, sobre todo si encontráis estos pepinos extranjeros que son mucho más grandes y con la piel lisa (parecen calabacines y suelen venir empaquetados individualmente con film transparente, por ejemplo en mercadona o en lidl). Parece una tontería, pero las ensaladas de pepino no me suelen gustar, y en cambio con el formato espiral me ha encantado!!!

Animaos y me contáis!

Ingredientes (para 2-3 raciones):

  • 1 pepino grande (ver explicación arriba), ó 2 normales
  • 2 puñados de lechuga/espinaca/canónigos
  • pipas de calabaza o frutos secos
  • opcional: daditos de queso feta

Para la salsa:

  • 2 yogures naturales sin azucarar/edulcorar (os recomiendo el griego ligero de lidl!)
  • 1 puñado de menta/hierbabuena fresca
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 pizca de pimienta negra
  • zumo de medio limón pequeño
  • 1 hilillo de aceite de oliva

Continue reading

Rollitos de verano

Muy buenos (y calurosísimos) días amigos!!!

Hoy os voy a enseñar la cena que llevé a casa de mi hermana el pasado viernes. Es un plato PERFECTO para esta época de calores en la que no te apetece encender ni fuego ni horno pero sí que tienes ganas de algo rico rico… Precisamente se llaman rollitos de verano por este factor! 😉

Son los rollitos fríos que quizá habréis visto en muchos restaurantes asiáticos, que tienen dentro muchas cosas ricas y nutritivas y se mojan en una salsa que quita el sentido… El único ingrediente con el que quizá no estéis familiarizados son las obleas de arroz con las que se envuelve todo: se venden en tiendas asiáticas o en zonas internacionales de supermercados, yo los compré en Carrefour. Vienen en paquetes planos, secas para rehidratar en cuestión de segundos ya en casa.

Son un pelín laboriosos de hacer, aunque son facilísimos y una vez que te haces con la textura de las obleas vas rapidísimo!

Ingredientes (para 4 personas)

  • 10 obleas de arroz para rollitos (los encontraréis en tiendas asiáticas o en zonas internacionales de supermercados, por ejemplo carrefour)
  • 10 langostinos cocidos
  • 1 pepino
  • 1 zanahoria grande
  • 2 puñados de lechuga
  • 1 aguacate mediano
  • 1 puñado de fideos de arroz (de los transparentes, de venta en mismos que las obleas)
  • 10 hojitas de menta o hierbabuena frescas

Para la salsa:

  • 4 cucharadas de manteca de cacahuete
  • 3 cucharadas de salsa de soja
  • 3 cucharadas de agua

Continue reading

Salmón con brócoli y espárragos estilo asiático

Buenos días lectores!

La receta que os traigo hoy fue la cena que hice a mis padres el último día que vinieron a casa, y pese a ser tan simple quedaron impresionadísimos con lo sabroso que estaba!

De aperitivo puse unos edamame (una especie de judías que se comen estilo “pipas”, desechando la vaina), os recomiendo este aperitivo que es muy sano (son legumbres) y con sal gorda están buenísimos! Lo suelen tener en los restaurantes japoneses y desde hace poco los venden en mercadona congelados.

Respecto a las propiedades nutritivas del plato, es maravilloso. El omega 3 y proteína del salmón se junta con los fitoquímicos del brócoli y las propiedades depurativas del espárrago, y además el sésamo nos aporta infinitos beneficios (grasas buenas, fibra, calcio…).

Vamos allá!

Ingredientes (para 4 raciones):

  • 4 lomos de salmón (mejor de pescadería, aunque también sirven congelados)
  • 1 brócoli pequeño, ó unas cuantas floretas de las congeladas (si os animáis con el bimi, genial!)
  • 1 manojo de espárragos trigueros finos, ó 1 paquete de los congelados
  • 100 ml de salsa de soja
  • 4 cucharadas de aceite de sésamo (opcional pero para mi gusto imprescindible, de venta en herbolarios o en secciones internacionales o bio de supermercados)
  • semillas de sésamo – ajonjolí (opcional pero recomendable)

Continue reading

Bizcocho integral 100%

Hola amigos!

Comenzamos semana con una receta de desayuno 🙂 .

Hacía muchísimo que no preparaba un bizcocho en casa, con lo buenos que salen y lo rematadamente fácil que es hacerlos! Cuando elaboramos un bizcocho en casa, aunque no es el desayuno o merienda más sano del mundo, es cierto que estamos contribuyendo a  que nuestra familia o invitados se alimenten con algo bastante más saludable que si fuese una versión comprada.

Sin ánimo de ser una aguafiestas, hoy os voy a contar los ingredientes del famoso bizcocho Mildred de chocolate (que no puede estar más rico, dicho sea de paso, pero es que ese factor no debe ser nuestra guía alimentaria…):

Azúcar, huevos, grasa de palma, harina refinada, cacao, manteca pura, >10 aditivos.

Quizá del listado anterior sólo os parezca “mal” la grasa de palma, pero es que resulta que el azúcar es el primer ingrediente de la lista (cuanto más al inicio significa que más cantidad contiene el producto), cuando en versiones caseras en ningún caso el azúcar es lo que más le ponemos! Por otro lado, tiene una cantidad incluso aburrida de aditivos (conservantes, edulcorantes, aromas, emulgentes…). Total, que o hacemos el bizcocho en casa o debemos ser conscientes de lo que nos estamos comiendo!

Para el bizcocho que hoy os presento, utilicé harina integral y azúcar moreno, para hacerlo más saludable dado que ambas versiones son mejores desde un punto de vista nutricional. El sabor apenas se altera, en mi caso me parece que le da un toque más sabroso de hecho. Probadlo y me contáis!

Os dejo también otras recetas de bizcocho y magdalenas caseros de este blog:

Ingredientes (para 1 bizcocho normal, en molde alargado):

  • 3 huevos
  • 1 yogur entero natural sin edulcorar ni azucarar
  • media medida del yogur, de aceite de oliva (es decir, cuando hayamos vaciado el yogur en el bol, lo llenaremos por la mitad con aceite, y así con los demás ingredientes)
  • 1,5 medidas del yogur, de azúcar moreno
  • 3 medidas del yogur, de harina integral
  • 1 sobre de levadura de repostería (tipo royal, no la de panadería)
  • opcional: ralladura de limón, canela, pepitas de chocolate, un puñadito de copos de avena, pasas, nueces troceadas, arándanos secos…

Preparación:

Precalentamos el horno con calor arriba y abajo a 180º (es esencial mantener esta temperatura: es la perfecta para que no se rompa, “suba” y se cocine de manera homogénea con un ligero tostado por encima).

  • Si tenemos prisa o nos da “pereza”, trituramos todos los ingredientes con una batidora en un bol grande, siendo el último la harina mezclada con la levadura, y dejando los ingredientes “opcionales” sin triturar.
  • Si podemos dedicarle unos minutillos más, queda más esponjoso si lo batimos a mano con unas varillas y pasamos la harina+levadura previamente por un colador grande (lo que se llama “tamizar”). Los ingredientes opcionales los incorporaríamos al final, después de la harina+levadura.

Engrasamos con un hilillo de aceite y un papel de cocina (o con los dedos) un molde rectangular alargado (de cristal tipo Pyrex o de silicona de calidad), y volcamos en él la mezcla.

Introducimos en el horno y lo dejamos aproximadamente 30 minutos, SIN ABRIR EL HORNO (si lo abrimos, automáticamente bajará, sin solución). Pasado ese tiempo, lo abrimos, pinchamos el bizcocho por la parte más gruesa hasta el fondo: si sale limpio, significa que ya podemos apagar el horno y sacarlo; en caso contrario, lo dejaremos 5 minutos más o hasta que salga limpio el cuchillo.

Dejamos reposar 5 minutos para que pierda temperatura, metemos un cuchillo por los lados para ayudar a desmoldar y lo volcamos en una fuente.

Cuando esté un poco más templado, espolvoreamos azúcar glass por encima.

A disfrutar!!!